Rossi: “Venimos trabajando conjuntamente con el gobierno de Córdoba y con todos los intendentes de manera excelente desde el inicio de la pandemia”

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, recorrió esta mañana en Córdoba una de las unidades logísticas más importantes de la Fuerza Aérea Argentina, como es el Área Material de Río IV, y el Batallón de Arsenales 604 del Ejército Argentino, ubicado en Santa Catalina, en el marco de la Operación Belgrano I y II de asistencia humanitaria y sanitaria desplegada desde el inicio de la pandemia.


“Venimos trabajando conjuntamente con el gobierno provincial y con todos los intendentes de manera excelente desde el inicio de la pandemia”, afirmó Rossi, y destacó el trabajo del Comando Conjunto en la Zona de Emergencia Córdoba, que tiene también bajo su responsabilidad a la provincia de Santiago del Estero.

En relación a las tareas que se realizan en la unidad logística aeronáutica, ubicada en la localidad cordobesa de Las Higueras el funcionario subrayó: “La capacidad técnica del Área Material de Río IV no la tenemos en otro lugar, por eso su funcionamiento es de suma preponderancia en el marco del FONDEF (Fondo Nacional de Defensa), cuyo primer escalón plantea la reutilización y modernización de los sistemas operativos existentes en nuestras Fuerzas Armadas”.

El titular de la cartera también se pronunció sobre la reciente compra a los Estados Unidos de 10 aeronaves Beechcraft TC-12B Huron, destinadas a la Fuerza Aérea: “Aquí se van a realizar todas las tareas de mantenimiento de los aviones que se incorporarán este año”, precisó, y destacó que con esta adquisición -junto al Boeing 737 “Islas Malvinas”- se amplían las capacidades de transporte de pasajeros y abastecimiento aéreo.

En tanto, al ser consultado por el pago de las indemnizaciones a las personas damnificadas por la explosión en la Fábrica Militar de Río Tercero en 1995, Rossi aseveró: “Estoy comprometido con ese proceso, diseñé una Unidad de Ejecución específica para llevar adelante todos los trámites administrativos correspondientes”. Y apuntó. “Estamos acelerados en las liquidaciones”.

Durante el recorrido por los hangares del Área Material de Río IV el ministro supervisó el trabajo del personal militar del Programa, Inspecciones y Recuperación del 4AR; la recuperación del Lear T-23; la modernización del Sistema de Armas Tucano; además del taller de pintura y el departamento de ingeniería, ubicados en la unidad.

Luego, la comitiva se dirigió hacia el Batallón de Arsenales 604 “Teniente Coronel José María Rojas” del Ejército Argentino, ubicado en la localidad cordobesa de Santa Catalina, también conocida como Holmberg, donde se interiorizó en el Sistema de Seguridad y Monitoreo, la Compañía de Mantenimiento y la Compañía de Munición.

Allí ponderó el trabajo del personal militar desde el inicio de la pandemia y subrayó su “repercusión positiva en todos los ámbitos”. También se refirió a las “enormes expectativas que genera el desarrollo del FONDEF: imaginamos un proceso creciente de reequipamiento para que las Fuerzas Armadas cumplan su misión principal, que es cuidar la soberanía en los espacios aéreo, marítimo y terrestre”.

Estuvieron presentes los titulares del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de División Juan Martín Paleo; del Ejército, general de División Agustín Humberto Cejas; de la Fuerza Aérea, brigadier Mayor Xavier Julián Isaac; y los jefes del Área Material Río IV, comodoro Armando Chialvo; y del Batallón de Arsenales 604, coronel Alberto Gabarron.

Asistieron también el ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera; los intendentes de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas; de Holmberg- Santa Catalina, Miguel Ángel Negro; y de Las Higueras, Alberto Escudero. También acompañaron el diputado nacional Carlos Gutiérrez y la diputada nacional Claudia Márquez.

Ejecución de la Operación Belgrano I y II

En el marco de la Operación General Belgrano I y II desplegadas por estas unidades militares que conforman la Zona de Emergencia Córdoba se realizaron un total de 4.282 tareas, de las cuales 4.101 corresponden a Belgrano I, mientras que las 181 restantes a Belgrano II.

Entre las acciones emprendidas en la primera instancia, se destacan: el acondicionamiento de brigadas de acción rápida para asistir en distintas situaciones; el apoyo al control virológico y la colaboración con la campaña de aislamiento social y la campaña de hisopados; la distribución de alimentos, el transporte de muestras biológicas; el asesoramiento y asistencia barrial, municipal y provincial, además de capacitaciones y campañas a geriátricos.

A su vez, se brindó apoyo al planeamiento de las estrategias sanitarias a nivel municipal y provincial, para ello se emplearon diferentes medios de transporte terrestres y aéreos; se colaboró con operaciones sanitarias a través de un software propio, que permitió llevar a cabo la gestión de correos electrónicos y call center, y con la administración hospitalaria a través de la carga de datos.

También el personal militar participó en el armado de camas y de carpas, y en el transporte del personal de salud a los lugares de trabajo.

En referencia a la iniciativa Belgrano II, se asistió en el almacenamiento y transporte de insumos médicos y materiales en general y se brindó apoyo de personal a los circuitos de vacunación.