Resultado Fiscal - Julio 2019


En julio el Sector Público Nacional tuvo un superávit primario de $ 4.293 millones, lo que implica una mejora de $ 18.572 millones frente al déficit de $ 14.280 millones registrado en igual mes de 2018. Los recursos totales crecieron 61,6% en términos interanuales (i.a.), 11 puntos porcentuales (p.p.) más en relación a los gastos primarios que tuvieron un incremento de 50,5% i.a. Por su parte, el déficit financiero -que incluye el pago de los intereses de la deuda pública- fue de $ 77.867 millones teniendo en relación a julio de 2018 un aumento equivalente a 24,8%, que en términos reales implicó una reducción de 19,1% i.a.

Los ingresos totales del mes fueron $ 375.867 millones donde los recursos tributarios -netos de la deducción por coparticipación a las provincias- alcanzaron $ 314.942 millones y mostraron un crecimiento de 53,2% i.a. Dentro de estos sobresalieron los Derechos de Exportación (520,2% i.a.), el Impuesto a los créditos y débitos (55,5% i.a.), el Impuesto al Valor Agregado (46,1% i.a.), el impuesto a las Ganancias (43,3%) y los Aportes y contribuciones a la seguridad social (39,1% i.a.).

En el resto de los ingresos del Sector Público Nacional las rentas de la propiedad alcanzaron un valor de $ 27.241 millones (86,5% i.a.), donde se destacaron las obtenidas por el FGS en concepto del subsidio de tasa de interés por los préstamos otorgados a las provincias en el marco de la Ley 27.260 por $ 12.699 millones. Por otra parte, dentro de los recursos no tributarios se destacaron las transferencias corrientes producto de la liquidación del Fondo Argentino de Hidrocarburos. Finalmente, dentro de los recursos de capital la ANSES percibió $ 10.676 millones provenientes del FGS destinados al financiamiento del Programa de Reparación Histórica.

Los gastos primarios alcanzaron $ 371.574 millones creciendo 50,5% i.a. en términos nominales y reduciéndose 2,5% i.a. en términos reales. Los subsidios se incrementaron 91,8% i.a., principalmente producto del aumento registrado en los destinados al sector energético (+131,9% i.a.) y los del sector de transporte mostraron un alza de 17,4% i.a. Las transferencias corrientes a las provincias crecieron 237% i.a., donde se destacaron las destinadas a otras funciones (437,3% i.a.) impulsadas por el subsidio de tasa de interés mencionado previamente. También se destacaron en julio las transferencias destinadas a las Cajas de previsión provinciales (588% i.a.).

Las prestaciones sociales tuvieron un crecimiento de 46,2% i.a. donde sobresalió el crecimiento en la Asignación Universal para Protección Social (50,1% i.a.) -producto del incremento de 46% otorgado en marzo a cuenta de la movilidad de todo el año- y jubilaciones, pensiones y asignaciones (contributivas y no contributivas), que mostraron un crecimiento anual de 44,2% impulsadas por la actualización en las prestaciones de 10,74% otorgada en el mes de junio.

El gasto en personal que se expandió al 27% i.a. (6 p.p. por debajo del aumento registrado en el primer semestre), ya que parte del sueldo anual complementario ya había impactado en el mes anterior. El resto de los gastos operativos creció 42,3% i.a., donde se destacaron los relacionados con los programas de la Secretaría de Gobierno de Salud (principalmente Atención de la Madre y el Niño y compra de medicamentos), el Ministerio de Desarrollo Social (políticas alimentarias) y el Ministerio del Interior (programa electoral).

Finalmente, el gasto de capital tuvo un incremento de 26,2% i.a., donde sobresalieron los incrementos en la finalidad Transporte (138% i.a.), Educación (97% i.a.), Agua potable y alcantarillado (15,8% i.a.) y Vivienda (13% i.a.), mientras que en el resto de las finalidades se observaron disminuciones en términos anuales. Cabe señalar que la cuarta parte del gasto de capital en julio se realizó con el financiamiento de Organismos Internacionales y Bilaterales de crédito.

En los primeros siete meses del año el resultado primario se ubicó en $ 34.514 millones (0,2% PBI) mientras que en el mismo período de 2018 se alcanzaba un déficit de $ 120.104 millones (-0,8% PBI). Esta mejora de 1 p.p. del PBI se produjo a partir de que los ingresos crecieron 14 p.p. más que los gastos primarios (50,4% i.a. vs. 36,5% i.a.).

Los gastos de los programas sociales contenidos en el ajustador del acuerdo Stand-By con el FMI alcanzaron en julio $ 132.629, prácticamente alcanzando los valores de la línea de base previstos para el mes de septiembre que es de $ 133.988 millones. Mientras que los gastos de capital financiados con fuente externa en julio ya superaron la línea de base del tercer trimestre en más de $ 8.000 millones.

El resultado financiero que se acumula en el año es de - $ 365.069 (-1,7% PBI), aumentando 16,4% en términos nominales frente a igual período de 2018, pero mostrando una reducción de 25% en términos reales y de 0,4 p.p. en términos del PBI.


Descargas

IMIG Julio 2019 (0.05 MB)

    Descargar archivo

Seguimiento Resultado Julio 2019 (0.18 MB)

    Descargar archivo