Presidencia de la Nación

Recomendaciones para un uso eficiente de los equipos de aire acondicionado

Ante la llegada del verano, el ENRE invita a repasar algunas buenas prácticas de climatización en el hogar.


El aumento de la compra y del uso de equipos de aire acondicionado figura entre las consecuencias del calentamiento global y entre las causas de una mayor demanda de energía eléctrica que a veces alcanza niveles críticos. Ante esta realidad mundial, conviene tener presentes los siguientes datos y consejos destinados a dosificar el uso de estos aparatos sin por eso resignar su capacidad para combatir el calor.

A la hora de comprar un equipo de aire acondicionado

  • Contrastar su capacidad de climatización con las necesidades del ambiente que se desea climatizar y buscar un prototipo que cuente con etiqueta de eficiencia energética. Tener en cuenta que la letra A representa el mínimo de eficiencia en modo frío.

  • Si fuera posible, optar por un modelo con tecnología Inverter, que permite que el equipo varíe su frecuencia y regule el ciclo eléctrico de tal manera que puede reducir el consumo energético hasta un 60%. Además este sistema evita los picos de consumo que se generan cuando el compresor arranca, y alcanza mayores niveles de confort ya que mantiene la temperatura del ambiente.

A la hora de usar un equipo de aire acondicionado

  • Fijar la temperatura a 24 °C. El consumo eléctrico de algunos equipos aumenta hasta un 8% por cada grado inferior a ese umbral.

  • Cuando el acondicionador esté encendido, cerrar puertas y ventanas para evitar el ingreso de aire exterior al ambiente climatizado.

  • Apagar el equipo cuando se abandona dicho ambiente.

  • Para optimizar el funcionamiento del equipo, limpiar los filtros cada seis meses.

Antes de comprar y encender un equipo de aire acondicionado

Conviene recordar que el ventilador consume menos electricidad y, en algunos ambientes, combate mejor el calor. De hecho los ventiladores presentan dos grandes ventajas: consumen menos kilovatios por hora que un equipo de aire acondicionado (casi ocho veces menos en el transcurso de un fin de semana) y prácticamente no necesitan mantenimiento.

Asimismo, en determinados ambientes, algunos dispositivos -sobre todo aquéllos de techo- pueden mantener un adecuado confort, e incluso producir una sensación de descenso de la temperatura de entre 3 y 5° C.

En este punto, el ENRE recomienda utilizar su calculadora de kWh para medir y comparar los consumos de aires acondicionados y ventiladores.

Scroll hacia arriba