Para una mayor inclusión reorganizan las capellanías en las cárceles federales


La mesa de trabajo sobre Inclusión Social, Seguridad y Justicia Social, que depende de la Conferencia Episcopal Argentina, se reunió en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para avanzar en la reorganización de las capellanías en unidades penitenciarias federales.

Bajo el lema “Sin inclusión no hay Justicia”, funcionarios del ministerio, autoridades eclesiásticas, magistrados y funcionarios judiciales analizaron el sistema que adoptó la provincia de Buenos Aires en 2016, consistente en profundizar el trabajo de las capellanías en las cárceles, trabajando en equipos conformados por voluntarios, catequistas, integrantes de asociaciones sociales y un capellán por unidad. Han logrado organizar 17 talleres de oficios, hacer visitas diarias, trabajar en los pabellones en contacto directo con los internos y con el personal penitenciario, creando una red de contención dentro y fuera de la cárcel.

La experiencia bonaerense fue puesta en marcha por el entonces ministro de Justicia Carlos Mahiques, presente en la reunión de esta mañana, y ha obtenido excelentes resultados.

“Cuentan con el apoyo institucional de este ministerio y son bienvenidos para poder seguir interactuando y profundizando estas medidas para favorecer la reinserción social de las personas privadas de libertad”, sostuvo el jefe de gabinete, Martín Casares.

Por su parte, los participantes destacaron la buena voluntad del ministro Germán Garavano y de su gabinete, y la sinergia generada en la reunión.

La Mesa de Trabajo posee comisiones específicas para tratar temas de educación, salud y adicciones en personas en conflicto con la ley penal, tanto dentro como fuera de la cárcel. Su objetivo es conformar una voluntad común sobre temas carcelarios, buscando soluciones para contener a los internos, evitar la reincidencia y atender a las familias de las personas privadas de libertad.