#MujeresEnCiencia: el día de ellas


En el 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas resolvió establecer al 11 de febrero como el Día Internacional de la Niña y la Mujer en la Ciencia, para promover la inclusión y participación en el ámbito científico. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), menos del 30% de los investigadores en ciencia y tecnología a nivel mundial son mujeres. Por eso hoy compartimos las historias y reflexiones de Nadia Chiaramoni, Valeria Edelsztein y Victoria Flexer, científicas argentinas que buscan desde su lugar visibilizar el valor de las mujeres en la ciencia.

Valeria Edelsztein, Doctora en Química, divulgadora científica e investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET)

"Nunca me imaginé trabajando en ciencia. A los 7 años, le dije a mi mamá que quería ser pollera. Por eso me gustaría decirles a las niñas que sepan que la ciencia y la tecnología es un universo posible, que una puede imaginarse química, física o astrónoma", cuenta Valeria, que trabaja como investigadora en el Centro de Formación e Investigación en Enseñanza de las Ciencias. Luego de terminar el secundario, eligió estudiar Química, donde se encontró con cantidad de mujeres en las aulas, pero pocas en puestos jerárquicos como titulares de cátedras o dirección de laboratorio. Cuando decidió ser mamá, enfrentó el primer obstáculo en su carrera: "Tendemos a pensar la maternidad como un
problema personal, de decir 'la mayor tarea de cuidado va a caer sobre mi'. Pero el problema es sistémico, es algo que se tiene que encarar con políticas públicas del cuidado. En mi caso, tuve la suerte de tener acceso a un jardín maternal en mi lugar de trabajo, pero no debería ser suerte: debería ser un derecho".

Nadia Chiaramoni, Biotecnóloga e investigadora del CONICET

La curiosidad de Nadia por la ciencia arrancó a los 6 años, con un juego de experimentos, regalo de su madre. En la adolescencia, las películas Epidemia y Un milagro para Lorenzo terminaron de incentivarla y hasta barajó la idea de irse a vivir a Misiones. Finalmente cursó sus estudios universitarios en la Universidad de Quilmes, donde hoy es docente e inició la carrera que hoy la tiene como biotecnóloga, doctora en Ciencias Básicas y Aplicadas por la Universidad Nacional de Quilmes e investigadora del CONICET. Dice Nadia: "Falta empujar para que lleguemos a los mismos lugares y que se nos dé el mismo reconocimiento, pero las nuevas generaciones están más despiertas: no se callan una, más intransigentes". ¿Qué significa ser científico/a hoy? "Un científico/a no es otra cosa que una persona súper curiosa y mi profesión me da esa felicidad de ir a un lugar a llenar mi curiosidad".

Victoria Flexer, Doctora en Química e investigadora del CONICET

"La ciencia, para mi, es una manera de entender el mundo en el que vivo; es una experiencia terriblemente igualadora", define su campo la doctora Flexer, que desde su adolescencia se inclinó por las ciencias duras, se formó en la Universidad de Buenos Aires y trabajó en Francia, Australia y Bélgica. Hoy, dirige un grupo interdisciplinario de investigación en la provincia de Jujuy. "Vivencié distintas situaciones incómodas a lo largo de mi carrera, el tener que demostrar el valor del trabajo, por ejemplo, pero a las niñas y jóvenes, les digo que se animen, que todo está cambiando y que el ámbito científico sea más igualitario depende también de que haya más mujeres en ciencia y tecnología".

Que así sea.

Feliz día a todas las científicas de hoy y mañana.