Mediciones imprescindibles para realizar las mejoras necesarias

El IEDS amplió su capacidad de medir y analizar gases de combustión mediante la adquisición de instrumental de última generación, con el propósito de constituir un centro de monitoreo inteligente de la eficiencia energética de los edificios de la Comisión Nacional de Energía Atómica.


El Instituto de Energía y Desarrollo Sustentable (IEDS), en su rol de Administrador Energético Institucional, está dedicado a desarrollar metodologías y procedimientos que permitan realizar diagnósticos energéticos, para el fortalecimiento de la eficiencia en el uso y consumo del sector público.

Con ese objetivo y en el marco de la Gerencia de Área Seguridad Nuclear y Ambiente de la CNEA, está adquiriendo equipamientos específicos de última generación, como primer paso para realizar mediciones en tiempo real y así obtener parámetros que ayudarán a avanzar hacia el fin buscado. El instrumental será parte de un centro de monitoreo inteligente de edificios públicos seleccionados de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

"Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre"

William Thomson Kelvin (1824 – 1907)

La medición es imprescindible en los sistemas de gestión y en particular en la gestión de la energía, como así también es fundamental en la aplicación de los procesos de mejora continua, tal como enseñaba Lord Kelvin -célebre físico y matemático británico- ya en el siglo XIX.

En este proceso de medidas, el IEDS cuenta ya con un equipo portátil para medir y analizar gases de combustión que, junto al cálculo de las pérdidas, permitirá en forma indirecta determinar el rendimiento energético de la caldera de un sistema de calefacción. La medición también permitirá realizar ajustes para que sus emisiones estén por debajo de los valores límites establecidos por ley.

El uso de instrumental avanzado implica trabajar con tecnologías innovadoras que exigen desarrollo de nuevos procedimientos y entrenamiento de personal. Las mediciones se realizan introduciendo un sensor en forma de sonda, en la chimenea de venteo de gases de la caldera, según instrucciones de instalación indicadas por el proveedor.

El medidor manual adquirido permite el análisis profesional de los gases productos de combustión en: sistemas pequeños a fueloil, gas, o madera; calderas estándar de baja temperatura y de condensación; y en calefactores a gas. Dicho equipo además permite medir y regular valores de oxígeno (O2), monóxido de carbono (CO) y dióxido de carbono (CO2) en sistemas de combustión para lograr un óptimo funcionamiento; medir la presión del flujo del gas en calefactores; y medir el monóxido de carbono ambiental.