Los Lobos: grupo de élite del Programa de Protección al Testigo


El subsecretario de Justicia y Política Criminal, Juan José Benitez, explica que a fines de 2016, se decidió crear un grupo de élite para resguardar a testigos especialmente protegidos, en el marco del Programa de Protección a Testigos e Imputados llamado Los Lobos.

Los Lobos son 40 hombres y mujeres, seleccionados a raíz de la Ley del arrepentido por el Ministerio de Justicia en el ámbito del Grupo Especial de Intervención (GEI) del Servicio Penitenciario Federal que resguardan a quienes ponen en riesgo su vida para denunciar la corrupción, el narcotráfico, los delitos de lesa humanidad y la trata de personas.

Benitez destacó que ésta es una herramienta muy potente para auxiliar al sistema de Justicia, y que ya hay 500 personas protegidas que incluyen a los familiares directos, cónyuge e hijos de los testigos, en 19 provincias y en el extranjero.

El Subsecretario resalta la importancia de la capacitación, “conseguimos el apoyo del gobierno de Canadá, de su Policía Montada, la institución de mayor credibilidad. Por primera vez abrieron sus puertas para capacitar a un Estado extranjero”. En este sentido, también se firmó un convenio con la Corte Penal Internacional e ingresamos a la Red Europol de Programas de Protección de Testigos e Imputados.

“Tenemos un equipo interdisciplinario, hay evaluadores de riesgo, encargados de seguridad, personal administrativo, informático, jurídico, una línea telefónica las 24 horas para emergencias, con personal capacitado en contención psicológica, y desarrollamos un software para que la información no sea vulnerable".

Benitez explicó que una vez fue el juez lo autoriza el acceso de un testigo al Programa es voluntario, al ingresar se le hace saber sus obligaciones y se le presenta un plan de vida. En muchos casos implica cambiar de ciudad, de trabajo, o dejar a su familia, no usar redes sociales y restringir el uso de sistemas informáticos.