Las acciones de control de la langosta contemplan el cuidado del ambiente

En la provincia de La Rioja, el Comité de Crisis que integra, el Senasa junto con productores y organismos públicos y privados, monitorea el avance de la plaga.


Buenos AiresLas acciones de monitoreo y control de la plaga langosta sudamericana (Schistocerca cancellata) que realiza el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en La Rioja, y otros lugares del país, tienen como marco el cuidado del ambiente.

Desde el Programa Nacional de Langostas y Tucuras del Senasa se viene trabajando de forma articulada con el sector público (nacional, provincial, municipal) y el privado en el monitoreo y seguimiento de mangas, para demarcar el polígono respectivo y detectar los momentos oportunos para su control.

De tal manera los agentes del Organismo –junto con pares de otras entidades públicas– realizan el seguimiento de las mangas y deciden realizar los tratamientos correspondientes en caso de que la plaga se asiente en zonas no urbanas, donde no haya espejos de agua ni apiarios inscriptos en el Registro Nacional correspondiente.

“Todo el que tenga colmenas debe estar inscripto en el Registro Nacional del Productor Apícola. De esta forma están georreferenciadas y nos permite informarle al productor la situación sanitaria, las medidas que adoptemos y al mismo tiempo evitar tratamientos que afecten a las abejas”, explicó la jefa de Oficina Local, Área Protección Vegetal del Senasa en La Rioja, Mónica Roca.

Actualmente en La Rioja se han detectado y se monitorean tres focos de la plaga los cuales no han podido ser tratados dado que se encuentran en lugares de difícil acceso como monte cerrado o cerca de zonas urbanas.

Estas acciones también tienen como marco el Comité de Crisis de la región que integra el Senasa junto con entidades gubernamentales de las provincias de La Rioja y Catamarca, Gendarmería Nacional, Policía provincial, asociaciones de productores, entidades rurales, el INTA y universidades. Además, está abierto a todos quienes quieran aportar estrategias para un manejo holístico de la plaga.

En este comité se intercambia información sobre la situación de la plaga, su avance en las distintas regiones, se identifican problemas comunes, planifican acciones para prevenir los daños que la plaga pueda provocar, capacitar y preparar la acción de respuesta ante la emergencia.

“Actualmente la Ley Nacional obliga al propietario, arrendatario o tenedores de establecimientos agropecuarios, a denunciar la existencia de langosta en sus campos y al tratamiento correspondiente. Como organismo nacional, el Senasa tiene la obligación de monitorear la plaga, encontrar donde se asienta y tratarla, junto con la provincia, en las zonas que no son privadas”, detalló Roca.

El rango de tiempo en que se pueden ejecutar los tratamientos es muy breve y suele darse en lugares de difícil acceso. Previo a realizarlos, se evalúa minuciosamente el impacto que pueda tener en la zona y se releva si existen cursos de agua, colmenas y poblaciones cercanas en cuyo caso no se realiza el tratamiento.

Características de la plaga

La langosta sudamericana, una plaga migratoria y transfronteriza, es una especie polífaga que puede afectar a la actividad agrícola en forma directa y a la actividad ganadera de forma indirecta, alimentándose de los recursos forrajeros y produciendo daños en la vegetación nativa.

Las nubes de langostas tienen una capacidad de dispersión de hasta 150 km/día, es una plaga que dado su hábito polífago, voracidad y capacidad reproductiva determinan un alto riesgo para la actividad agropecuaria.

La Resolución Senasa N° 438 de 2017 declaró la emergencia fitosanitaria por la plaga de langosta sudamericana, prorrogada por la Resolución Nº 1033/2019 hasta agosto de 2021.

Por medio de la resolución se establece la obligatoriedad de denuncia y la realización de tareas de control por parte de productores, propietarios, arrendatarios o tenedores de establecimientos agropecuarios.

Las denuncias por presencia de langostas se pueden realizar a la línea gratuita 0800-999-2386, al correo electrónico [email protected], o en la oficina de Senasa o sede comunal más cercana. También se encuentra disponible la aplicación gratuita Alertas Senasa para sistemas operativos Android e IOS (Apple).