La Presidenta inauguró el “Centro Cultural Néstor Kirchner”

Cristina Fernández de Kirchner inauguró el “Centro Cultural Néstor Kirchner” en el antiguo Palacio del Correo, que ya quedó abierto al público y, afirmó, se constituye en el “más grande de Latinoamérica”.


Cristina Fernández de Kirchner inauguró el “Centro Cultural Néstor Kirchner” en el antiguo Palacio del Correo, que ya quedó abierto al público y, afirmó, se constituye en el “más grande de Latinoamérica”.

“En tiempo récord, en seis años, hemos refuncionalizado el Palacio del Correo”, destacó, para recordar que la obra hoy inaugurada fue “un sueño” del ex presidente Néstor Kirchner.

“Gracias a que hemos podido construir sólidos cimientos económicos en este país, tenemos sólidos cimientos en la cultura como este Centro Cultural Kirchner”, afirmó Cristina al cerrar su discurso por la cadena nacional.

“La cultura ha seguido el crecimiento económico y se ha manifestado en el crecimiento geométrico de la producción de contenidos”, afirmó la primera mandataria al enumerar las obras culturales realizadas y destacar que desde el 2003 a la fecha “se invirtieron más de $ 24.000 millones en la cultura”.

El edificio está dividido en dos partes: la histórica y la industrial. En la primera se dedicaron a la restauración, conservando los tres enormes vitrales y el mobiliario de época. Allí se encuentra el salón de honor y lo que fue el despacho de María Eva Duarte de Perón.

Cuenta, además, con nueve auditorios multimedia, y en el sector industrial están la sala sinfónica y el Chandelier, estructura colgante que se usará para muestras de arte.

El edificio del antiguo Palacio de Correo, de 116.840 metros cuadrados, fue declarado Monumento Histórico Nacional desde 1997

La jefa de Estado calificó la obra de “increíble”. “En sí misma es una obra de arte, para que tengan una idea en este momento estamos sentados sobre la ballena azul pero además sobre el techo de la sala filarmónica más importante de latinoamérica, para 2.000 espectadores”.

La Presidenta propuso renombrar un espacio que los arquitectos le habían puesto “la Jaula” por “la Colmena”, porque como “las abejas que construyen colectivamente, no un centro cultural sino también un país. Porque la cultura es trabajo no es sólo divertimento”, indicó.

Se trata de un trabajo en conjunto de los ministerios de Cultura y de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, en el marco del Plan Nacional Igualdad Cultural, y se traduce en un proyecto que pone de manifiesto el valor arquitectónico del edificio, con un proyecto en el que se combinan los estilos clásico y moderno.

La inauguración incluyó una recorrida por los sectores más representativos del predio: La Plaza Seca, La Ballena Azul, La Gran Lámpara y La Cúpula, permitiendo valorizar la concepción histórica, social y cultural del edificio.

La apertura se realiza luego del lanzamiento de la obra en el año 2010, en la que se efectuó la restauración edilicia del Palacio, dejando en marcha la obra para todo el resto de los metros cuadrados que ocupa el predio.

En 2006 el ex presidente Néstor Kirchner resolvió convertir este edificio abandonado y con gran parte de sus áreas en desuso en un centro cultural de excelencia, con sentido federal e inclusivo, en el que puedan expresarse todas las manifestaciones artísticas y estén al alcance de todos y fue en 2012 que el Congreso de la Nación decidió que se denomine Centro Cultural Kirchner, llevando así el nombre de quien lo impulsó.

La Presidenta recalcó cómo el auge de la cultura está aliado al crecimiento económico. “Hoy tenemos una cultura en crecimiento, de generación de contenido nacional” y reconoció el logro alcanzado por el director Santiago Mitre en Cannes en donde su film “La Patota” fue seleccionada como la mejor película en la Semana de la Crítica.

En esta primera etapa de apertura del Centro Cultural se podrá acceder a los atractivos principales del área nueva, como la sala de conciertos de La Ballena, con capacidad para 1750 personas; a La Cúpula, desde donde se puede ver toda la ciudad; el espacio La Gran Lámpara, una estructura vidriada colgante sostenida desde un entramado de vigas Vierendeel.

Además, se podrá recorrer la Plaza Seca, debajo de la Ballena Azul, desde donde se puede ver el resto del espacio.