La contribución de los bioinsumos en las buenas prácticas agropecuarias

El Senasa participó de la V Jornada Nacional de Bioinsumos en el Pabellón Argentino de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). El encuentro superó las 300 personas.


Córdoba – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) estuvo presente en V Jornada Nacional de Bioinsumos, Tecnología e Innovación para la Agricultura Sustentable, que se llevó a cabo el 15 de mayo de 2019 en el Pabellón Argentino de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Al igual que en el 2018, el acontecimiento contó con una nutrida asistencia que superó las 300 personas.

El evento estuvo organizado por la Cámara Argentina de Bioinsumos (CABIO), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la UNC, Facultad de Ciencias Agropecuarias. Asimismo, contó con el auspicio del Senasa, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y demás instituciones de índole pública y privada.

En esta oportunidad, el evento tuvo una nutrida participación del sector privado, tanto por parte de numerosas empresas del sector como por parte de los productores, quienes expusieron en un panel denominado “Uso de Bioinsumos en Cultivos Extensivos. Experiencia de productores y asesores”.

Al respecto, en representación del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba (MAyG), Marcos Blanda, secretario de Agricultura de la cartera provincial, destacó la importancia de los bioinsumos en el marco del Programa provincial de Buenas Prácticas Agropecuarias y anticipó su incorporación en el esquema de incentivos para los productores, en el ciclo 2019/2020.

Uno de los bloques más importantes correspondió al panel “La contribución de los Bioinsumos en las Buenas Prácticas Agropecuarias”, en el cual participaron Tomas Krostch (IICA), Roberto Cavallin (Colegio de Ingenieros Agrónomos de Córdoba), Francisco Iguerabide (Dirección de Desarrollo Agropecuario Sostenible-MAyG) y Mariano Lattari de la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa.

Lattari destacó el papel fundamental que tiene el Senasa en la temática, no solo en lo que respecta a la inocuidad y calidad de los alimentos y el estatus zoofitosanitario sino también en la regularización de los insumos agropecuarios.

Al respecto mencionó que “en lo que respecta a las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), el Senasa es parte ejecutora de la Resolución Conjunta N° 5/2018 entre las carteas de salud y agroindustria nacional, la cual establece e incorpora en el Código Alimentario Argentino en su Artículo 154 tris, la obligatoriedad en el cumplimiento de las Buenas Prácticas Agrícolas para la producción frutícola a partir del 2020 y la producción hortícola a partir del 2021”.

Asimismo, la normativa establece 7 requisitos mínimos y obligatorios que deberán cumplir los productores frutihortícolas a fin de mitigar los peligros biológicos, físicos y químicos que pueden estar presentes en dichos productos.

Entre los mismos, a fin de enmarcar la temática del panel, se destacan:

-La correcta utilización y almacenamiento de productos fitosanitarios, los cuales deberán estar registrados en el Senasa.
-El uso correcto de los fertilizantes orgánicos y enmiendas, los cuales también deberán estar registrados en el Senasa.
En ambos requisitos, los bioinsumos agropecuarios tienen un papel trascendental para la obtención de productos frutihortícolas inocuos y de calidad.

“Desde diferentes sectores del Senasa se está trabajando activamente en la capacitación tanto a productores como a los futuros implementadores de las BPA, a fin de facilitar la incorporación e implementación de los requisitos establecidos en la normativa de referencia”, remarcó Lattari.

Por último, el agente del Senasa aseguró que “sin lugar a dudas, los bioinsumos constituyen herramientas en base biológica que por sus prestaciones tienen un papel destacado en el marco de las buenas prácticas agropecuarias, contribuyendo a salvaguardar el patrimonio zoofitosanitario y la calidad e inocuidad de los alimentos en un marco productivo, socioeconómico y ambientalmente sustentable”.