La CNV creó el Régimen Especial de Productos de Inversión Colectiva para el Desarrollo Inmobiliario

La Comisión Nacional de Valores (CNV) concretó la creación de un Régimen Especial de Productos de Inversión Colectiva para el Desarrollo Inmobiliario, un nuevo avance en la promoción de nuevos instrumentos financieros que acompañen la reactivación de diversos sectores de la economía.


La Comisión Nacional de Valores (CNV) concretó la creación de un Régimen Especial de Productos de Inversión Colectiva para el Desarrollo Inmobiliario, un nuevo avance en la promoción de nuevos instrumentos financieros que acompañen la reactivación de diversos sectores de la economía

La RG 855/20 fue aprobada ayer por el Directorio del organismo y publicada hoy en el Boletín Oficial y constituye el resultado del proceso de elaboración participativa de normas, del que se tomaron en cuenta opiniones y/o propuestas recibidas de varios sectores de interesados y la ciudadaní en general durante el período de consulta que fue puesta a consideración pública.

A la vez, forma parte de un intercambio de equipos técnicos con organizaciones institucionales y cámaras empresarias del sector inmobiliario, y de un convenio interinstitucional que impulsó y firmó el presidente de la CNV, Adrián Cosentino, con los ministrios de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Todas las acciones de promoción en este sentido se fundamentan en que los productos de inversión colectiva resultan ser el canal natural para la captación de ahorro e inversión para el desarrollo de las economías, brindando liquidez y financiamiento a proyectos a través del mercado de capitales.

La RG consolida disposiciones tanto para los Fondos Comunes de Inversión Cerrados (FCIC) y de los Fideicomisos Financieros (FF), atendiendo las características propias de cada vehículo y diferenciándose de los regímenes generales a fin de adaptarse a las particularidades de la industria inmobiliaria.

Incorpora además la figura del desarrollador, partícipe esencial en este tipo de estructuras, estableciéndose un régimen informativo especial para quienes desempeñen la función y la de un auditor técnico, responsable de la elaboración de informes periódicos sobre el avance de obra, comparando las proyecciones efectuadas con la aplicación real de los fondos a la ejecución de las obras, calculando los desvíos y cualquier otra información que resulte relevante sobre el emprendimiento.

RG 855/20

11-09-20