Homenaje a Iemanjá en su día

Todos los dos de febrero, las playas de Latinoamérica se visten de blanco y celeste y se convierten en sede espiritual de la veneración a Iemanjá, patrona de los pescadores, el mar, la familia y la fertilidad


El día de Iemanjá- Yemonja- Yemaya, patrona de los pescadores, el mar, la familia y la fertilidad es patrimonio de la identidad afrodescendiente y de la propia cultura argentina. Integra el calendario anual de festividades religiosas reconocidas por el Estado Nacional.

Tras la necesidad de adorar a sus propias deidades, las personas africanas y afrodescendientes víctimas de la trata esclavista en la época del colonialismo, adoptaban las imágenes de la iglesia católica, dando lugar a un nuevo concepto: el sincretismo. En ese sentido, cada dos de febrero se conmemora el día de Iemanjá- Virgen Stella Maris, para el catolicismo.

Todos los dos de febrero, las playas de Latinoamérica se visten de blanco y celeste y se convierten en sede espiritual de la veneración a Iemanjá. Miles de personas se acercan con sus ofrendas, haciendo sus pedidos y agradeciendo por los pedidos concedidos. Los toques de tambor, las rezas de orixas, las flores, las frutas y los perfumes hacen al escenario de tan multitudinaria celebración.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) conmemora el día de Iemanjá, y apunta reivindicar la espiritualidad ancestral de los y las afrodescendientes, símbolo de lucha inquebrantable del esclavizado/a alejados de su tierra. E invita reflexionar por el respeto de la diversidad, ya que las religiones de matriz afro han sido históricamente marginadas, estigmatizadas y discriminadas.

Promover la visibilidad y el reconocimiento histórico desde el paradigma de la interculturalidad, es la primera tarea para dar paso a una sociedad más justa.