Gandulfo: “Las finanzas solidarias son un instrumento para potenciar a la economía popular y avanzar en sistemas locales de producción y consumo”

Lo expresó el titular de la Conami, Alberto Gandulfo, en el marco del conversatorio “Pensar la post pandemia con las herramientas de la economía popular, social, solidaria y sustentable”. El mismo se realizó de forma virtual y contó con la presencia del ministro Daniel Arroyo y con más de 350 referentes de la economía popular y solidaria del país.


El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, y el titular de la Comisión Nacional de Microcrédito, Alberto Gandulfo, compartieron los lineamientos principales de la política de microcrédito que se implementa desde el Gobierno nacional. Fue en el marco del conversatorio “Pensar la post pandemia con las herramientas de la economía popular, social, solidaria y sustentable”, que se realizó de manera remota y contó con la presencia de más de 350 de referentes de organizaciones de la economía popular y solidaria de todo el país.

El encuentro, organizado colaborativamente por Fundación SES, Fundación la Base y ACEJ y con el acompañamiento de la CONAMI, contó con la apertura del ministro Arroyo, quien anunció que ya está en marcha la segunda etapa de esta política social, que tiene como pilares el trabajo, la economía social y el desarrollo local.

“Aspiramos a que a fin de año la política social sea un 50 % de asistencia alimentaria y un 50 % trabajo y que el año que viene el trabajo sea el eje central. La economía popular, solidaria, el microcrédito, el desarrollo local, potenciando el trabajo y las cadenas productivas, son el eje central para nosotros”, dijo.

En ese sentido, el ministro remarcó la necesidad de masificar el microcrédito. “Es nuestra tarea tener mejores mecanismos e instrumentos de financiamiento vinculados a las cadenas productivas”, dijo. También destacó la convicción del presidente Alberto Fernández de avanzar en este sentido u concluyó que “la situación social exige cambios estructurales profundos y el microcrédito, la economía social, el desarrollo local y todos los instrumentos financieros tienen que ser amplios, profundos y en escala”.

Alberto Gandulfo reconoció el trabajo y compromiso de las organizaciones: “Desde la economía solidaria tenemos el compromiso y la obligación de construir esta otra economía que es la que nos va a permitir salir adelante”. En la misma línea, aseguró que “las finanzas solidarias son un instrumento para potenciar a la economía popular y solidaria y avanzar en sistemas locales de producción y consumo”.

Luego de enumerar las cinco formas de intervención que se plantea la CONAMI: recuperar el trabajo de las organizaciones de microcrédito; generar bancas públicas a través de municipios y provincias; avanzar junto a los movimientos sociales en las cinco actividades económicas en las que viene trabajando el Ministerio; combinar crédito con subsidio para fortalecer la cadena productiva; y desarrollar un banco de la economía popular.

Gandulfo enfatizó que “tenemos los instrumentos y una metodología probada y un ministro que nos pide masificar y multiplicar el esfuerzo para desarrollar este sistema de finanzas solidarias que dé respuestas desde la lógica del desarrollo local, desde abajo hacia arriba”.

Las instituciones organizadoras compartieron las principales acciones que vienen desarrollando e invitaron a trabajadores y trabajadoras de la economía popular para compartir sus experiencias. También fue el marco para la entrega simbólica de microcréditos por $900 mil a trabajadoras que estuvieron allí presentes.