Fuerte respaldo de los gremios industriales a las políticas implementadas desde el Gobierno

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, recibieron a 24 dirigentes sindicales quienes presentaron la Confederación de los Sindicatos Industriales de la República Argentina (CSIRA).


El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, recibió a 24 gremios industriales quienes manifestaron un fuerte respaldo a las políticas públicas implementadas para el sector por parte del Gobierno Nacional. Además, los dirigentes sindicales presentaron al funcionario y al secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, la conformación de la Confederación de los Sindicatos Industriales de la República Argentina (CSIRA).

“Destaco el trabajo que hicimos con el sector automotriz, donde diseñamos una nueva política industrial con mucho más contenido nacional, trabajando nuevos proyectos, con resultados concretos. Nuevas inversiones, trabajadas y gestadas con SMATA y la UOM. Hay muchos más ejemplos como este”, aseguró Matías Kulfas durante la reunión. El ministro celebró “tener un aliado con el cual podamos hablar el mismo idioma. Ustedes saben dónde están las fábricas que cerraron durante el gobierno de Mauricio Macri. Es un trabajo enorme el que podemos realizar en conjunto”.

"Parte central de la política industrial es tratar que la industria genere dólares, porque exportamos y porque ahorramos divisa de importaciones, y eso nos permite crecer por más tiempo. Y discutamos como el año pasado todos los temas. Si hay que discutir convenio laboral, salarios, adelante. Todos los temas los hablamos entre compañeros”, destacó el ministro. “Pensemos en que la industria argentina tenga el dinamismo que tuvo en el pasado, y que se está recuperando. Que sea protagonista. Tenemos herramientas para apuntalar esta recuperación como los créditos a tasas accesibles, subsidiadas, programas de reconversión o garantías para que las PyMEs puedan acceder al financiamiento", agregó.

Kulfas aseguró: “No tengo dudas de que estamos en el camino correcto. ¿Qué es lo que se viene ahora? Trabajar más en los planes sectoriales. Hay que proyectar la Argentina del fin de década. Tenemos un proyecto de país centrado en el trabajo y en la producción. Esto se resuelve trabajando con todo el entramado productivo de la Argentina”. Además, agregó: “No le tengamos miedo a la palabra productividad porque productividad es hacer mejores procesos para ser más competitivos en el mercado”.

Los representantes de los trabajadores presentaron a los funcionarios un documento elaborado por el CSIRA que realiza un diagnóstico sobre el sector, un mapa de cómo está conformado el entramado industrial argentino y una serie de objetivos para fortalecer la industria en el país.

En representación de los gremios estuvieron presentes el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló; el líder de la Asociación Obrera Textil, Hugo Benítez; el secretario general de la industria Lechera, Héctor Ponce; el secretario del Sindicato Argentino de Obreros Navales, Juan Speroni; el representante del Sindicato Único de Empleados de Tabaco de la Argentina, Raúl Quiñones; el dirigente por la Federación Gráfica Bonaerense, Héctor Amichetti; el líder del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, Ricardo Pignanelli; y el secretario de Trabajadores de Industria de la Alimentación, Rodolfo Daer, entre otros.

Ariel Schale señaló que “tener industria es una decisión política. La conformación de este espacio es la construcción de un actor que defiende el proceso de industrialización. Es conmovedor desde lo personal y desde lo político”. El secretario de Industria se mostró agradecido y agregó: “Esto es como la medicina; si no tenemos un buen diagnóstico no sabemos si la cura va a ser efectiva”, por eso ponderó “la conformación de este espacio que es la construcción de un actor que defiende el proceso de industrialización”.

El líder de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló, destacó que “es la primera vez que hay 24 gremios juntos, y eso es un gran valor. Todos pensamos lo mismo: que haya más trabajo”. “En la Argentina hay gremios que piensan en el país y no en la grieta”, añadió el dirigente de la UOM.

En tanto, Daer, señaló que durante la pandemia “se estuvo tomando personal y se sigue tomando en reemplazo de los licenciados. Y si no se paró fue por las políticas de sostenimiento y para que no haya hambre”.

Por su parte, Speroni reconoció “el esfuerzo que hizo el gobierno y el ministerio de Matías Kulfas respecto a la prohibición de las unidades importadas. Fue un gran paso porque nos posibilitó a iniciar trabajos de reparaciones dentro de la industria naval. Hemos crecido en mano de obra”.

Para Quiñones, “Macri destruyó el entramado industrial. Ahora vamos a recibir el respaldo de este Gobierno. Venimos trabajando en reducir el consumo de cigarrillo convencional y que se pase al consumo de los dispositivos que usan el tabaco procesado de manera diferente que queremos que se produzca en Argentina, porque podemos hacerlo”.

Los últimos datos industriales, informados por el INDEC, correspondientes al mes de abril, señalan un crecimiento industrial 0,3% respecto a marzo y 4% respecto a abril de 2019, pese a la segunda ola de Covid. La industria nacional produjo 5% más en el primer cuatrimestre de 2021 que en mismo período de 2019 y 10 de las 16 ramas produjeron más que en 2019, tanto en abril de 2021 como en el primer cuatrimestre. La producción de maquinarias y equipos creció más del 40%. El empleo lleva 11 meses seguidos de crecimiento gracias a la recuperación de la inversión.

El Ministerio de Desarrollo Productivo lanzó más de 150 medidas que promueven el desarrollo industrial a través del financiamiento accesible, el desarrollo de proveedores locales, el impulso de los parques industriales y distintos programas de apoyo a la competitividad.

Dentro de los objetivos que plantearon los sindicalistas en el documento se planteó: “Impulsar un modelo de desarrollo de la industria nacional y regional inclusivo y sostenible, que favorezca la diversificación, estimule la innovación y fortalezca el empleo formal con criterios de equidad territorial”.

Además, se promovió la mejora de las condiciones competitivas de las distintas cadenas productivas y la implementación de “normas técnicas, medioambientales y de trazabilidad que ecualicen las restricciones de acceso que los países desarrollados impondrán en nuestras ventas externas”.