Presidencia de la Nación

Finalizaron las celebraciones por los 72 años de la Comisión Nacional de Energía Atómica

Con actos en todo el país, se agasajaron a los trabajadores que cumplieron 30 años en la Administración Pública Nacional y 45 años de trabajo en la CNEA. Asimismo, recibieron plaquetas quienes se jubilaron recientemente.


Con motivo de celebrar el Día Nacional de la Energía Atómica y el 72° aniversario de la creación de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), las máximas autoridades del organismo, Adriana Serquis y Diego Hurtado, encabezaron actos conmemorativos en los distintos centros atómicos y regionales del organismo.

Las celebraciones comenzaron por la Regional Cuyo y el Complejo Minero Fabril San Rafael, donde se procedió a la entrega de medallas conmemorativas al personal que cumplió 30 años de trabajo en la Administración Pública Nacional y 45 años en la institución. También se otorgaron placas a quienes se jubilaron recientemente. La gira continuó por el Centro Atómico Ezeiza, la Regional Noroeste y la Regional Centro. Posteriormente fue el turno del Complejo Tecnológico Pilcaniyeu y los centros atómicos Bariloche y Constituyentes. En la Regional Patagonia, la sede central y el predio CAREM, en Lima, se realizaron los últimos actos.

En cada uno de los encuentros con los trabajadores, Adriana Serquis repasó las metas alcanzadas en su primer año de gestión y los desafíos a futuro, apostando siempre a que la institución continúe en el camino del desarrollo de la soberanía energética y la autonomía tecnológica nacional.

La presidenta de la CNEA también señaló que se está trabajando fuertemente en la evaluación y actualización del Plan Estratégico 2015-2025 con la meta de fortalecer el ecosistema nuclear argentino y consensuar una mirada conjunta entre sus diferentes actores.

Asimismo, brindó detalles del estado de avance de los principales proyectos de la institución como el CAREM, el RA-10, los proyectos de Medicina Nuclear, la fabricación de combustibles nucleares, la reactivación de la PIAP, la exploración y la producción de uranio, el Programa Nacional de Gestión de Residuos Radiactivos (PNGRR), entre otros.

Por su parte, Diego Hurtado destacó que el sector nuclear argentino supo abrirse camino y traspasar obstáculos que otros sectores no pudieron sortear y agregó que la transición energética supone una gran oportunidad para la Argentina. “Si somos capaces -hacia dentro de la institución- de construir convergencia, de construir cohesión y una mirada a futuro común, la CNEA debería tomar un rol protagónico en materia de transición energética”, aseguró el vicepresidente del organismo.

Primer año de gestión

Ver informe

Scroll hacia arriba