Encuentro en defensa de la industria nacional

El ministro de Trabajo Carlos Tomada y su par de Producción Débora Giorgi junto al titular de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, participaron en la sede de la entidad empresaria, de un encuentro en defensa de la industria nacional. Tanto Tomada como Giorgi aseguraron que Argentina se encuentra “mejor” que en otras épocas para enfrentar la actual crisis internacional, al tiempo que resaltaron que en los últimos meses se pusieron en marcha medidas para preservar más de 600.000 empleos.


El ministro de Trabajo Carlos Tomada y su par de Producción Débora Giorgi junto al titular de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, participaron en la sede de la entidad empresaria, de un encuentro en defensa de la industria nacional.

Tanto Tomada como Giorgi aseguraron que Argentina se encuentra “mejor” que en otras épocas para enfrentar la actual crisis internacional, al tiempo que resaltaron que en los últimos meses se pusieron en marcha medidas para preservar más de 600.000 empleos.

Tomada subrayó que el país ya exhibía signos de solidez “a partir de la decisión de avanzar en un proceso de inclusión social y nos encontramos con una situación inesperada, ajena, que fue la crisis internacional, sumada a la gripe A y la sequía”.

“Sin embargo, la voluntad política estuvo destinada a salir de estas cuestiones con más producción y, consecuentemente, con más trabajo“, señaló.

“La activa participación de ustedes y del Estado, permite que hoy el resultado sea distinto al de las sucesivas crisis que vivió nuestro país en el pasado porque el vendaval internacional nos encontró mejor preparados, sin la debilidad manifiesta de otros tiempos.”, continuó el titular de la cartera laboral. Y para concluir, afirmó “El PPC y los REPRO han funcionado como herramientas de defensa del trabajo y lo hicieron con una performance más que aceptable. No obstante, el verdadero instrumento para enfrentar estas problemáticas, ha sido y es un diálogo tripartito en el que la articulación de políticas de empleo, las políticas de salario y políticas sectoriales han servido como malla de contención.”

Cornide, por su parte, resaltó que “sin la administración del comercio exterior del último año, la Argentina hubiera perdido 988 millones de dólares de producción nacional y se hubiesen destruido 560.000 puestos de trabajo en 17 provincias y Capital Federal en los 18 sectores considerados sensibles”.

El titular de CAME sostuvo también que pese a la “presión ejercida por grandes grupos importadores para relajar el esquema de administración comercial, distintos sectores mantuvimos nuestro compromiso con la plena defensa de la producción y el empleo”.

De acuerdo a un informe de la entidad, las medidas implementadas en los últimos meses han “evitado el desplazamiento de nuestros mercados de productos representativos del 28 por ciento de la industria nacional”. Además, la Argentina “hubiera perdido 3.457,2 millones de pesos de producción nacional y se preservaron 560.000 puestos de trabajo en 17 provincias y la Capital Federal”.

“Las licencias no automáticas, los valores criterio y otras medidas en esa dirección han provocado que importadores de calzados, juguetes, textiles y otros rubros sensibles hayan resuelto cambiar sus fuentes de aprovisionamiento, demandando ahora a la producción nacional“, concluye el informe de la CAME