En resguardo de la salud pública se evitó el traslado de fruta no apta para consumo

Fue en la provincia de Corrientes. La mercadería carecía de la documentación correspondiente que avalara su origen y estado y no cumplía con las normas fitosanitarias.


CorrientesEl Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) impidió que llegaran a la mesa de los consumidores 1950 kilogramos de frutas transportadas irregularmente en Corrientes con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En operativos de rutina, en la Ruta Nacional 14 (en Tapebicuá, localidad del departamento correntino de Paso de los Libres), agentes del organismo sanitario decomisaron limas Tahití que eran transportadas sin cumplir las normas sanitarias vigentes, por lo que representaban un potencial peligro para la salud pública y para la fitosanidad de la producción nacional, al tiempo que transgredía la Disposición DNPV 2/2017, en el marco de la prevención contra el huanglongbing (HLB).

La normativa establece el uso obligatorio del Documento de Tránsito Vegetal electrónico (DTV-e) como el único amparo válido para el traslado y/o movimiento de fruta cítrica y material de propagación.
La intercepción del camión que transportaba oculto entre la carga 78 cajones de lima Tahití la realizó personal del Centro Regional Corrientes-Misiones del Senasa, con el apoyo de la Gendarmería Nacional, en el puesto de control fitozoosanitario de la Ruta Nacional 14.

Tras constatar la irregularidad, el personal del Senasa labró las actas de interdicción y decomiso y luego lo destruyó.

El Senasa desarrolla este tipo de operativos en salvaguarda del estatus fitosanitario nacional, protección de la salud de los consumidores y en favor de la comercialización responsable.