El Senado se suma a la digitalización del Estado

Además comenzará a utilizar la plataforma Compr.ar que gestiona en línea la compra de bienes y servicios del Estado. De esta manera, el Poder Legislativo se suma a la iniciativa impulsada desde Modernización de erradicar para 2019 el uso de papel.


La vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti y el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, firmaron el martes un convenio de cooperación y asistencia técnica por el cual el Senado de la Nación implementará el Sistema de Gestión Documental Electrónica (GDE) y la plataforma Compr.ar.

El GDE es un sistema integrado de caratulación, numeración, seguimiento y registración de movimientos de todas las actuaciones y expedientes del Sector Público Nacional. Ya se encuentra implementado en todos los ministerios nacionales y en más de 110 organismos públicos donde los trámites internos ya son 100% digitales.

En total, ya se caratularon casi 6 millones de expedientes electrónicos y se generaron 195 mil usuarios. Además del ahorro en papel, entre sus beneficios se encuentran la preservación de los documentos en formato digital, la transparencia y la velocidad de acceso.

Estamos yendo hacia una administración 100% digital donde cada vez más trámites se realizan en un marco de total transparencia, a la vez que dotamos de agilidad a todos los procesos”, indicó Ibarra.

La firma tiene como antecedente el convenio marco que ambas partes suscribieron en agosto de 2016 donde reconocieron la importancia de implementar en sus respectivas jurisdicciones políticas de reforma y modernización. A partir de allí se comprometieron a desarrollar vínculos de cooperación en las materias mencionadas en el Plan Nacional de Modernización del Estado.

Por su lado, la plataforma Compr.ar fue introducida en julio de 2016 por primera vez y ya se encuentra en uso en 76 organismos estatales, incluidos todos los ministerios nacionales. Cuenta con más de 8000 procesos iniciados, que representan un monto total de $ 102.234,80 millones, y 15.755 proveedores inscriptos. Con su implementación se pasó de un promedio de 300 días de demora en los procesos de tramitación a 78 días.

La vicepresidente Gabriela Michetti destacó: “Es importantísimo que incorporemos las nuevas tecnologías a las tareas administrativas, porque incrementan muchísimo la seguridad y la transparencia, y facilitan el acceso del ciudadano a la información pública.”

En línea con el objetivo anunciado por el ministro Ibarra de contar con una Administración Pública Nacional totalmente despapelizada, el Senado hizo su aporte en representación del Poder Legislativo. Ambos funcionarios destacaron la importancia de aprovechar los beneficios de la tecnología para agilizar los procesos internos en organismos públicos.