El Registro Nacional de Reincidencia (RNR), firmó su IV Carta Compromiso con el Ciudadano (CCC)

Durante el acto presidido por el subsecretario de Asuntos Registrales, Martín Borrelli y por la subsecretaria de Planificación y Empleo Público del Ministerio de Modernización, Cecilia Klappenbach, este jueves 26 de octubre el RNR y el Registro de la Propiedad Inmueble (RPI), firmaron su cuarta y quinta CCC respectivamente, en el auditorio del RPI.


El Programa Carta Compromiso con el Ciudadano (PCCC) es un programa de gestión de calidad específico para organizaciones públicas, institucionalizado mediante el Decreto 229/2000, que tiene como finalidad transformar la cultura organizacional de la administración pública, facilitando el cambio y la mejora continua para fortalecer las capacidades institucionales.

En este sentido, Martín Borrelli destacó el compromiso del Estado, sus organismos y sus trabajadores en pos de brindar servicios de calidad.

Suscribieron el acuerdo el director nacional del RNR, José Guerrero, y la directora general del RPI, Cecilia Herrero de Pratesi. Los funcionarios coincidieron en la importancia de mantener en el tiempo políticas públicas que fijen nuevos parámetros de calidad y mejoras de los servicios y que propongan planes que impliquen mayores desafíos.

José Guerrero resaltó el programa “Reincidencia Federal”, en el marco de este nuevo compromiso, que tiene por objetivo la descentralización de los servicios prestados, incrementando nuestra presencia en todo el país a través de nuevas aperturas de Sedes y Delegaciones UER.

A su vez agregó que “se profundiza el proceso de administración sin papeles a través del Inicio Electrónico del Trámite y ello redunda en el ahorro de tiempo y en la disminución de errores en la carga, obteniendo un proceso sencillo, rápido, seguro y eficiente”.

Finalmente, el director nacional del RNR puso énfasis en el plan de mejora “Testimonio Digital” a través de la implementación de una nueva modalidad para el envío en formato digital de la información recibida desde juzgados y ministerios públicos que conforman la base de datos del registro. Esto permitirá agilizar el ingreso de las comunicaciones y disminuir costos, economizando tiempo y recursos, aportando interoperabilidad e integración de los sistemas de gestión de la administración pública.