El orgullo de formar parte de la Abogacía del Estado

Mensaje del Procurador del Tesoro, Carlos Alberto Zannini, al conmemorarse hoy el día de la Abogada y el Abogado del Estado.


Volvemos a celebrar el Día de la Abogada y el Abogado del Estado, fecha que nos permite no sólo saludar a quienes todos los días con su trabajo construyen una Argentina más justa y soberana, sino que también nos invita a repensar entre todas y todos nuestra labor. Debemos tener en claro que ocupamos un rol fundamental, brindando la ayuda necesaria para que el Estado pueda realizar todas aquellas tareas que le son propias. Al mismo tiempo que velamos por la defensa de sus intereses, que son los mismos que los del conjunto de nuestro pueblo.

Si la pandemia ha reafirmado la importancia de las/os trabajadoras/es de la Administración Pública, fue justamente porque allí estuvimos cuando más nos necesitaron nuestras/os conciudadanas/os. Cuando el mercado se retiró y nadie parecía tener una solución, fue el Estado el encargado de hacer frente a la tragedia y organizar una solución global. Y fue allí donde las Abogadas y Abogados del Estado brindaron todo su conocimiento y experiencia para ofrecer las soluciones que la hora demandaba, por lo que quiero agradecerles una vez más todo lo hecho.

Sabemos, sin embargo, que será necesario mucho trabajo y creatividad para poder enfrentar los desafíos venideros. Los servicios jurídicos son ahora más importantes que nunca para recuperar una agenda de trabajo que nos permita implementar políticas públicas de desarrollo sostenible. Es por esto que desde la Procuración del Tesoro apostamos a un trabajo conjunto y de excelencia. Con el convencimiento de que cada paso que demos en la defensa de los intereses nacionales es un aporte fundamental para que nuestra Argentina adquiera los recursos necesarios para los desafíos presentes y futuros.

Es por todo esto que en este día vuelvo a celebrar y agradecer el trabajo que todas y todos llevan adelante, en cada uno de los organismos públicos donde les toca desarrollar su vida profesional. Formamos parte del Cuerpo de Abogadas y Abogados del Estado, y es ése uno de los mayores honores que puede cabernos a quienes hemos elegido éste camino. Que lo aprendido en esta época difícil nos sirva para desarrollar todo nuestro potencial en los tiempos futuros que, sin dudas, serán los mejores por venir.

Dr. Carlos Alberto Zannini
Procurador del Tesoro de la Nación