El Ministro Soria recibió a las autoridades de la Cámara Nacional en lo Civil: “La ley de la Legislatura porteña afecta los derechos de los ciudadanos a lo largo y ancho del país”

La Cámara Nacional en lo Civil manifestó su preocupación por la gravedad institucional que reviste la ley aprobada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, que pretende erigir al Tribunal Superior de Justicia de CABA en alzada de las Cámaras Nacionales.


El Ministro Martín Soria se reunió con las máximas autoridades de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para analizar los efectos de la ley aprobada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Durante el encuentro, los camaristas resaltaron que “la Corte Suprema de Justicia tiene la llave para fijar un criterio definitivo sobre esta cuestión”.

Además de Soria, participaron de la reunión el Secretario de Justicia, Juan Martín Mena, y los integrantes del Tribunal de Superintendencia de la Cámara Nacional en lo Civil: Marcela Pérez Pardo (Presidenta de la Cámara), María Isabel Benavente (Vicepresidenta 1º) y Sebastián Picasso (Vicepresidente 2º).

La Cámara Nacional en lo Civil manifestó su preocupación por la gravedad institucional que reviste la ley aprobada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, que pretende erigir al Tribunal Superior de Justicia de CABA en alzada de las Cámaras Nacionales. “Dicha reforma resulta contraria al art 129 de la Constitución Nacional y a la ley de garantías de los intereses del Estado Nacional dictada por el Congreso de la Nación”.

Soria con la Cámara Civil

Los camaristas también resaltaron que “la Justicia Nacional, lejos de ocuparse únicamente de cuestiones que conciernen a los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires, adopta decisiones que tienen importantes repercusiones en todo el territorio de la Republica”.

Por otro lado, los camaristas civiles hicieron hincapié en que “la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en su carácter de cabeza del Poder Judicial de la Nación, debe poner fin a la gravísima situación institucional que la Ciudad de Buenos Aires, y su Tribunal Superior, han generado, y que al día de hoy ha suscitado el repudio unánime de todos los fueros que integran la Justicia Nacional, de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, del Colegio Público de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, y de la Unión de Empleados de la Justicia Nacional (entre otras organizaciones gremiales)”.

En ese sentido, recordaron que existen varias causas que se encuentran a decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en donde se discuten situaciones en donde el Tribunal Superior de Justicia ya pretendió arrogarse estas facultades, por lo que resaltaron la responsabilidad institucional del Máximo Tribunal: “Entendemos que la Corte Suprema tiene la llave para fijar un criterio definitivo sobre esta cuestión, que garantice la plena vigencia y supremacía de la Constitución Nacional”.

El Ministro Soria, por su parte, destacó: “Me parece fundamental conocer de primera mano las opiniones de quienes mejor conocen las consecuencias de esta absurda ley. Los jueces saben mejor que nadie que este intento de la Legislatura porteña no sólo afecta a los porteños, que tendrán una nueva demora en sus causas judiciales, sino que además afecta los derechos de todos los argentinos a lo largo y ancho del país”.