Domínguez valoró el rol del Senasa para controlar alimentos inocuos y certificar exportaciones

El ministro de Agricultura de la Nación, acompañó al presidente Carlos Paz, en el “Encuentro de Centros Regionales NOA y NEA”.


TUCUMÁN- “Nuestros productores son buenos y lo que quiero es un Senasa del cual la Argentina se sienta orgullosa porque estamos controlando la sanidad y la inocuidad de los alimentos que llegan a nuestras mesas y certificando la calidad de los productos que consumen los mercados más exigentes del mundo”, señaló el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez en el marco del “Encuentro de Centros Regionales NOA y NEA” del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) que se inició ayer y culmina hoy en San Miguel de Tucumán.

Horas antes, Domínguez participó junto al presidente del Senasa, Carlos Paz, de una reunión del Comité Regional Fitosanitario del NOA (CORENOA), donde dialogaron sobre el potencial exportador del sector citrícola y la necesidad de impulsar la certificación de calidad en origen.

Luego, ambas autoridades y el ministro de la Producción de Catamarca, César Tobías, se dirigieron a la Residencia Universitaria de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) donde se realiza el encuentro de regionales del Senasa en el que se abordan problemáticas comunes de la operatoria regional para elaborar documentos con propuestas de trabajo conjunto que ayuden a fortalecer el accionar en el norte grande de nuestro país.

“Al Senasa le sobra experiencia, información y tienen algo que es lo más importante: la vocación de discutir, de compartir, de poner en común y ahí es donde se producen las mejores sinergias. Necesitamos que el Senasa redefina su rol. Los debemos felicitar por la iniciativa propia de los centros regionales para realizar este encuentro. Así imagino este Ministerio; intercambiando ideas y experiencias para construir un sendero más organizado para los cambios que advierte el sistema de producción y las áreas de competencia”, manifestó Domínguez.

Agregó, además, que “ese espíritu que los moviliza me encantaría transmitirle a todo el Ministerio, me encantaría que el espíritu con el cual se han sentado en diferentes mesas a compartir miradas, a poner en común saberes, sea la savia común con la cual miremos la realidad”.

“La calidad de certificación de nuestros productos sin dudas es consecuencia del cambio de hábito y de consumo en las naciones de Medio Oriente, el surgimiento de nuevas clases medias con mayores exigencias de calidad y de mercados de alimentos con mayor demanda. Queremos ubicar al Senasa en el ranking de los organismos mejor calificados y esto también para el sector privado representa una oportunidad porque mientras mayor sea la valoración que tengamos del Senasa mayores serán las posibilidades de competir en mercados cada vez más exigentes. No alcanza con tener más mercados, Argentina tiene que aprovechar la oportunidad geográfica para poder decirle al mundo sobre la calidad ambiental de nuestra producción. Y esto requiere despertar una conciencia de la calidad de nuestros alimentos. Nos toca a nosotros despertar esa hambre de calidad ambiental”, señaló Domínguez.

Cuatro regiones

Previamente, en la apertura del encuentro, el presidente del Senasa, destacó que asisten al encuentro “cuatro regiones y cada una tiene sus particularidades, pero también tienen muchos puntos en común. El Senasa necesita interaccionar, que sus áreas trabajen comunicándose; que se comuniquen las distintas áreas de central y desde central con las provincias. Estos encuentros presenciales generan otro tipo de vínculos. La interacción es esencial para conversar de las cosas que nos preocupan desde lo técnico hasta las cuestiones humanas”.

Por su parte, el ministro de la Producción de Catamarca, Tobías, señaló: “No quise perderme esta oportunidad de acompañar a Carlos y Julián porque el Senasa es un socio estratégico de la provincia. Esta mañana estuvimos hablando de la importancia que tiene el organismo para las exportaciones”.