Presidencia de la Nación

Disertación en las XXI Jornadas de Actualización Porcina en Río Cuarto en Córdoba

Profesionales del Senasa expusieron sobre peste porcina africana, importación de genética y procedimientos cuarentenarios.


Córdoba – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) disertó en las XXI Jornadas de Actualización Porcina, organizadas por la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad Nacional de Río Cuarto, el pasado 3 y 4 de noviembre.

En la oportunidad, Alejandro Pérez, jefe del Programa de Enfermedades de los Porcinos del Senasa, hizo referencia a peste porcina africana (PPA), donde comentó las acciones desarrolladas por el Organismo inmediatamente recibido el aviso de la presencia de la enfermedad en el continente americano. Entre ellas se destacan la capacitación y difusión a los diferentes estamentos internos y externos relacionados con el sector.

“Es fundamental que trabajemos de manera preventiva y colaborativa para evitar el ingreso de la PPA. Recordemos que Argentina es libre de PPA y si bien no afecta a las personas, se trata de una enfermedad viral que afecta a cerdos y jabalíes. No tiene vacuna ni cura, por lo tanto tiene graves consecuencias socioeconómicas en el sector”, explicó Pérez.

Además se actualizó la normativa relacionada al tema; se reforzaron las auditorías al sistema de tratamiento de residuos regulados de embarcaciones y aeronaves y a equipajes de pasajeros provenientes del exterior; y se reforzó la importancia de la vigilancia epidemiológica en porcinos y animales silvestres. Posteriormente, Pérez comentó los pasos necesarios para un plan de contingencia ante el ingreso de la enfermedad al país y las medidas sanitarias que se deberían tomar.

Por su parte, Marcos Rodríguez, de la Dirección de Comercio Exterior Animal del Senasa, hizo referencia a la importación de genética porcina y a los procedimientos cuarentenarios. Al respecto comentó las diferencias entre las enfermedades exóticas, transfronterizas y emergentes, y las pérdidas económicas que tendría el posible ingreso de estas enfermedades ausentes hoy en nuestro país.

Por otro lado, Rodríguez destacó el crecimiento sostenido de la industria porcina nacional y mencionó los objetivos que se esperan alcanzar para el 2030 en materia de producción de carnes. “Para lograr estos objetivos, el sector porcino demanda genética de alta calidad importada y para ello el Senasa trabaja en que estas importaciones se realicen asumiendo los mínimos riesgos sanitarios. La sanidad es un bien común y éste se construye entre todos”.

Además, informó sobre los países con los que actualmente Argentina cuenta con acuerdos sanitarios para la importación de genética porcina y los procedimientos sanitarios para la realización de estas operatorias. En relación a esto, describieron los controles sanitarios y las acciones que realiza el Senasa para la importación de los animales en pie y el material genético porcino en origen, durante su traslado y una vez arribados a la Argentina (controles postingreso)

Scroll hacia arriba