Detección de alimentos sin documentación sanitaria en resguardo de los consumidores

Más de 600 kilogramos de mercadería fueron decomisados en la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica por ser transportados ocultos y sin documentación.


GENERAL ROCA (Río Negro) – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó mercadería que era transportada de manera oculta y sin documentación sanitaria. Se trata de 400 kilogramos de grasa bovina, 200 kilogramos de margarina de origen animal, dos costillares bovinos y 40 kilogramos de salamines.

Estas irregularidades se detectaron durante los controles de rutina que se realizan a todos los vehículos que ingresan a la región protegida patagónica. En el puesto ubicado en el Km 714 de la Ruta Nacional Nº 3, la revisión de un transporte de carga general –que se dirigía desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hacia Bariloche– permitió descubrir 600 kilos de mercadería que habían sido disimulados entre distintos productos como conservas, elementos de limpieza y alimentos balanceados.

Por otra parte, en el Puesto de Casa de Piedra se decomisaron dos costillares bovinos –con un peso aproximado de 35 kilogramos– que eran llevados de manera oculta en el baúl de un auto. Para burlar los controles, el conductor había escondido la carne debajo de una alfombra y su equipaje.

Además, en el Puesto de La Adela se decomisaron dos encomiendas que contenían 40 kilos de salamines. Esta mercadería había sido despachada desde Córdoba hacia General Roca en un transporte de pasajeros.

En cumplimiento de la normativa vigente, los productos que se encontraron en infracción fueron decomisados y destruidos.