Delegación argentina ante la OIT visitó al Papa

La delegación argentina ante la OIT -integrada por el ministro Carlos Tomada; por la UIA, el presidente Héctor Méndez y el representante empleador, Daniel Funes de Rioja; y por la CGT, el secretario de Relaciones Internacionales, Gerardo Martínez- estuvo hoy el Vaticano para transmitir a Francisco la invitación a la próxima Conferencia Anual del organismo.


La delegación argentina ante la OIT -integrada por el ministro Carlos Tomada; por la UIA, el presidente Héctor Méndez y el representante empleador, Daniel Funes de Rioja; y por la CGT, el secretario de Relaciones Internacionales, Gerardo Martínez- estuvo hoy el Vaticano para transmitir a Francisco la invitación a la próxima Conferencia Anual del organismo.

En la tradicional audiencia general de los miércoles, agradecieron al Sumo Pontífice que haya aceptado recibir personalmente la invitación a la Conferencia Anual, que se llevará a cabo en junio en la ciudad de Ginebra.

La OIT considera muy importante la presencia del Papa por su constante prédica en defensa de la inclusión, la igualdad, los derechos humanos y el trabajo decente a nivel global. Francisco agradeció la invitación y recomendó continuar la gestión ante de secretario de Estado del Vaticano. Por su parte, los integrantes de la delegación resaltaron la férrea posición del Santo Padre en contra de todo tipo de explotación, de trata de personas y de trabajo infantil en todo el mundo.

“Como argentinos, la Asamblea que se va a realizar este año es motivo de gran orgullo. Por un lado, porque el país es desde hace diez años una referencia importante de la OIT en materia de trabajo decente. Por el otro, porque la Conferencia será presidida por un representante argentino, como es el Dr. Funes de Rioja. Y, lo más importante, porque existe la posibilidad de que la voz de su Santidad el papa Francisco sume su clara posición en defensa de la universalización de los derechos laborales básicos en el marco el diálogo social en la Conferencia anual, único órgano tripartito que convoca a los gobiernos de 183 países junto a los respectivos empleadores y trabajadores”, coincidieron los representantes argentinos ante la OIT.