Coronavirus: El Gobierno Nacional implementará un Ingreso Familiar de Emergencia

El Gobierno Nacional decretó la creación de un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) destinado a compensar la pérdida o grave disminución de los ingresos de personas vinculadas al sector informal, monotributistas de bajos recursos y los trabajadores y las trabajadoras de casas particulares que se ven afectados por la emergencia sanitaria.


El Gobierno Nacional dictó el Decreto N° 310/2020 que establece la creación de un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) con el objetivo de sostener la economía de las personas vinculadas al sector informal, monotributistas de bajos recursos y los trabajadores y las trabajadoras de casas particulares que se ven afectadas por la emergencia sanitaria.

El Ingreso Familiar de Emergencia consiste en una prestación monetaria no contributiva de carácter excepcional destinada a compensar la pérdida o grave disminución de los ingresos de las personas afectadas por la situación de emergencia sanitaria declarada por el Decreto N° 260/2020.

El IFE será otorgado a las personas que se encuentren desocupadas, que se desempeñen en la economía informal; sean monotributistas inscriptos en las categorías “A” y “B”; monotributistas sociales y trabajadores y trabajadoras de casas particulares. Los mismos deberán cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser argentino o argentina nativo/a o naturalizado/a y residente con una residencia legal en el país no inferior a dos años.
  • Tener entre 18 y 65 años de edad.
  • No percibir el o la solicitante o algún miembro de su grupo familiar, si lo hubiera, ingresos por: Trabajo en relación de dependencia registrado en el sector público o privado, monotributistas de categoría “C” o superiores y régimen de autónomos, prestación por desempleo, jubilaciones, pensiones o retiros de carácter contributivo o no contributivo, sean nacionales, provinciales, municipales o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, planes sociales, salario social complementario, Hacemos Futuro, Potenciar Trabajo u otros programas sociales nacionales, provinciales o municipales, a excepción de los ingresos provenientes de la Asignación, Universal por Hijo o Embarazo o PROGRESAR.

Además, la prestación la percibirá un solo integrante del grupo familiar y se abonada por única vez en el mes de abril del 2020 por un monto de $10.000.

Cabe destacar que el Ingreso Familiar de Emergencia deberá ser solicitado ante la ANSES y los datos consignados en la solicitud serán considerados en carácter de Declaración Jurada por parte del solicitante.

En forma previa al otorgamiento de la prestación, la ANSES realizará evaluaciones socioeconómicas y patrimoniales sobre la base de criterios objetivos que fije la reglamentación, con el fin de corroborar la situación de real necesidad del individuo y de su grupo familiar.