Convenio entre el INADI y el Centro Universitario de Idiomas

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) firmó un convenio con el Centro Universitario de Idiomas.


Desarrollo de programas y acciones de cooperación académica, científica, pedagógica y cultural en materia de políticas antidiscriminatorias. Ese es el compromiso firmado por el Centro Universitario de Idiomas con el INADI, esta semana, en el marco de un trabajo continuo del organismo de fortalecer las relaciones institucionales con distintas instituciones interesadas en articular políticas públicas en la lucha contra el racismo, la discriminación y la xenofobia.

De la firma participaron la titular del INADI, Victoria Donda, y Lucila Somma, Coordinadora de Programas y Proyectos contra la Discriminación del organismo; y por parte del CUI, Robeto Villaruel (Director General), Carlos Bell (Director Ejecutivo) y Pablo Borreani (Coordinador del área de Comunicación).

El Centro Universitario de Idiomas es uno de los mayores centros educativos en el desarrollo de programas de capacitación y formación de lenguas extranjeras para adultos. Con 25 años de trayectoria, es la primera vez que establecen un acuerdo marco de este tipo con el INADI, comprometiéndose a realizar talleres y prácticas participativas en materia antidiscriminatoria.

El vínculo con un centro educativo de idiomas es estratégico ya que el INADI brega por la multiculturalidad, los derechos de personas migrantes y el plurilingüismo en nuestro país. A través de las áreas de Programas y Proyectos y Políticas Educativas el INADI trabaja para ofrecer distintos tipos de capacitaciones a organismos públicos y privados interesados en trabajar contra la discriminación. En este caso, la articulación es doble: por ejemplo, en uno de los puntos del convenio se explicita por ejemplo la posibilidad de que el CUI colabore con las traducciones a lenguas originarias de distintos tipos de material de interés.

Este nuevo paso junto al CUI permitirá fortalecer las políticas públicas y las actividades académicas orientadas a la lucha contra el racismo, tal cual se encomienda en el Plan Nacional Contra la Discriminación que suscribió el Estado argentino en 2005.