Construyamos un debate público sin racismo

Frente al uso de metáforas y argumentos racistas por parte de algunos medios y comunicadores, el INADI se pone al servicio de la construcción de un debate público sin racismo, instando a dichos actores mediáticos a sumarse a esa construcción aceptando ser parte de capacitaciones en materia de prácticas antidiscriminatorias.


En el día de ayer, tanto en redes sociales como en el servicio de atención a la víctima del Inadi, se presentaron objeciones a una columna del diario La Nación que se refería en su titular al “inviable africanizado conurbano”. Utilizar a África como adjetivo peyorativo, como sinónimo “de inviabilidad, de bajos indicadores sociales y años de desidia y clientelismo”, es incurrir en una práctica racista. Implica difundir, con el agravante de tratarse de un medio de comunicación masivo, una falsa e injusta imagen del continente, abonando a su estereotipación y estigmatización.

También, se agredió a la población del Conurbano bonaerense, los/as “africanizados/as”. Es cierto que las alarmantes cifras de pobreza heredadas de los últimos cuatro años en nuestro país se han visto exacerbadas por el contexto de una pandemia sanitaria global con pocos antecedentes en la historia inmediata, pero para señalar bajos índices sociales nunca es necesario recurrir a metáforas racistas y estigmatizantes. Aún más, cualquier discusión que busque poner la responsabilidad de dichos indicadores en sus habitantes por los/as representantes que eligen es también una forma de racismo y estigmatización que incluso desvía la discusión sobre las desigualdades estructurales que son las verdaderas causantes de la situación que se pone en discusión.

Las ideas de superioridad racial se sustentan todavía, en gran medida, en la constante asociación del conurbano y su población con fenómenos negativos, a la par que se les responsabiliza de sus desgracias desconociendo el rol de los distintos procesos históricos y políticos que llevaron a la formación del conurbano como tal. Esas ideas lo que invisibilizan es la inequidad territorial, es decir, la enorme asimetría en asignación de recursos y riqueza en comparación con otros distritos de Argentina que son además usados como ejemplo a fines de reforzar la supuesta superioridad racial. Pretender dar un debate que se sostiene con discursos racistas y estigmatizantes a los fines de reforzar determinadas ideas es incompatible con cualquier tipo de debate democrático.

El rol de los/as comunicadores sociales resulta clave en la construcción de debates públicos sin racismo ni discriminación. No cuestionamos la línea editorial de ningún medio si no las herramientas del lenguaje y la comunicación que se eligen para reforzar dichas líneas. No es aceptable que ningún medio masivo utilice metáforas racistas a los fines de argumentar sus posiciones políticas. Necesitamos comunicadores/as conscientes de su responsabilidad y comprometidos/as tanto con la libertad de expresión como con los derechos humanos, la democracia y la lucha contra el racismo. Por esa razón, el INADI vuelve a ponerse a disposición de todos los medios y comunicadores/as que deseen realizar capacitaciones en materia de buenas prácticas libres de discriminación.

Construir un debate público sin racismo es una tarea de todos, todas y todes.