Comparativa PROCREAR: últimas dos gestiones

El Comité Ejecutivo de PROCREAR realizó una evaluación comparativa de la evolución del programa durante las últimas dos gestiones de gobierno. Mirá los detalles en este informe


En junio de 2012 fue lanzado el Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar, PROCREAR, con el objetivo principal de participar activamente en políticas urbanas, reafirmando el rol del Estado tanto en materia de planificación y uso del suelo, como así también como dinamizador de la economía.

Simultáneamente, el Gobierno Nacional decidió hacer un uso más eficiente del patrimonio inmobiliario estatal disponible, y por eso la entonces Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, creó la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), cuya intervención sería clave para el Programa, al poner a disposición del mismo predios para la ejecución de Desarrollos Urbanísticos y equipos técnicos.

En contraste, a partir de 2016 comenzó un proceso de desguace de las capacidades y programas estatales, proceso al cual PROCREAR no fue ajeno. No sólo la AABE no proporcionó nuevos predios, sino que por decisión del Comité Ejecutivo se desestimaron obras por un total de 6.354 viviendas de la línea Desarrollos Urbanísticos. Por otro lado, en la línea Lote y Construcción, durante el gobierno de Mauricio Macri, inicialmente sólo se otorgaron créditos para 2.449 viviendas, y finalmente fue clausurada.

Asimismo, cabe destacar que el sistema crediticio fue modificado, pasándose a un sistema de ahorro, bono y crédito, de acuerdo al cual la familia debía inicialmente realizar un ahorro, para que el Programa luego le otorga un monto en carácter de subsidio, liberando así el acceso a la vivienda a la oferta del mercado y del sistema financiero.

De esta forma, se comprueba la desnaturalización de los fines originales del Programa, que además significó un freno en la dinámica inicial de acceso a la vivienda, derivada por un lado de los inconvenientes que el nuevo sistema generó a las familias a la hora de escriturar, y por otro lado de haber cedido en algunos casos a terceros (bancos e institutos de vivienda provinciales) la gestión y entrega de las viviendas.

Se verificó además un excesivo gasto en mantenimiento y custodia de activos pertenecientes al Programa, en general derivado de demoras en la finalización de obras y entrega de viviendas. Concretamente, en 2019 se realizaron bajo este concepto gastos por aproximadamente $900 millones, los cuales podrían haber sido destinados a construir un nuevo Desarrollo Urbanístico de 700 viviendas con su respectiva infraestructura.

Las gestiones del PROCREAR en cifras
  • Durante la última Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner (específicamente, entre junio de 2012 y diciembre de 2015) se invirtieron U$S 2.922 millones ($38.090 millones a valores actuales) en la línea Desarrollos Urbanísticos de PROCREAR, con el objetivo de construir un total de 30.010 viviendas en 79 predios distribuidos en distintos puntos del país. En contraste, durante el gobierno de Mauricio Macri (concretamente entre diciembre de 2015 y 2019), sólo se invirtieron U$S 32 millones ($646 millones a valores actuales) en esta línea, iniciando la construcción de tan sólo 130 viviendas en un nuevo predio. Simultáneamente, se decidió dar de baja 6.354 viviendas de las 30.010 proyectadas originalmente por el programa.



  • Esta decisión de desinvertir en la línea de Desarrollos Urbanísticos también se vio reflejada en la generación de empleo, ya que durante el período junio 2012/diciembre 2015, 8.000 obreros trabajaron en los predios, mientras que entre diciembre 2015 y diciembre 2019 la cifra bajó a la cuarta parte, registrándose sólo 2.000 obreros para esta línea.



  • En cuanto a las líneas de crédito lanzadas originalmente para la construcción de vivienda en lote propio, y ampliación o refacción de la vivienda ya existente y habitada, se otorgaron durante el período que va de junio de 2012 a diciembre de 2015, 110.751 créditos por un total de U$S 5.745 millones (es decir, $43.704 millones a valores actuales). Entre diciembre de 2015 y diciembre de 2019, en tanto, se decidió pasar a un esquema de subsidios en lugar de créditos, otorgando un total de 32.000. La inversión en este caso fue de sólo U$S 511 millones ($10.724 millones).

  • Para estas líneas, durante junio 2012/diciembre 2015 se generaron 350.000 puestos de empleo directos y 220.000 indirectos, totalizando así 570.000 personas empleadas para construir, ampliar o refaccionar viviendas. Entre diciembre 2015/diciembre 2019, en cambio, sólo se lograron crear 125.000 empleos directos y 75.000 indirectos, totalizando 200.000 puestos de trabajo generados.



  • Otro punto a destacar es que en el período junio 2012/diciembre 2015 se habían invertido sólo 80 millones de pesos en la custodia y el mantenimiento de los predios que fueron entregados. En contraste, la gestión de gobierno que manejó el Programa desde diciembre de 2015 a diciembre de 2019, no entregó 11.821 unidades funcionales, lo cual generó gastos de custodia y mantenimiento por $1200 millones en la custodia de esas viviendas, predios y lotes, por el peligro de usurpaciones y robos.

  • PROCREAR había lanzado también en 2013 una línea específica de “Lotes con Servicios”, para quienes desearan edificar su propia vivienda en lotes con la infraestructura necesaria para conectarse a las redes de servicios públicos. Hasta diciembre de 2015 el Gobierno Nacional invirtió 71 millones de dólares (849 millones de pesos a valores actuales) con el objetivo de generar un total de 9.887 lotes con servicios a lo largo de 64 predios distribuidos en distintos puntos del país. Desde ese momento y hasta diciembre de 2019 no se invirtió suma alguna para generar nuevos lotes, y en cambio se decidió dar de baja 1.426 sobre el total de 9.887 lotes originalmente planificados.

  • En total, durante la gestión de Cristina Fernández (junio 2012/diciembre 2015) se invirtieron U$S 2.993 millones ($38.939 millones a valores actuales) para generar 39.897 soluciones habitacionales PROCREAR (entre viviendas de Desarrollos Urbanísticos y Lotes con Servicios) en 143 predios distintos a lo largo del país. En contraste, durante el gobierno de Mauricio Macri (diciembre 2015/diciembre 2019) se invirtieron solamente U$S 32 millones ($646 millones) en iniciar 130 soluciones (todas nuevas viviendas de DDUU) en un solo predio.