Capacitación a promotores del Programa Asistiré


Durante los días 3 y 4 de mayo, el Ministerio de Educación de la Nación realizó capacitaciones destinadas a los promotores del Programa Asistiré con el propósito de analizar situaciones de alumnos con alto ausentismo o riesgo de abandono escolar, profundizar sobre las posibles causas y elaborar estrategias de intervención para asegurar la asistencia y permanencia de los estudiantes en las escuelas.

Asistiré es un Programa del Ministerio de Educación de la Nación que se propone dar respuesta a los adolescentes de escuelas secundarias que están en riesgo de abandono escolar, ya sea por inasistencias reiteradas o por trayectorias escolares irregulares. Los Promotores de Asistiré son profesionales que trabajan junto con los directivos, preceptores y docentes de las escuelas de 43 municipios de la provincia de Buenos Aires donde se implementa el Programa. Tienen como misión acompañar a las escuelas en la toma de asistencia digital a los alumnos, la detección de posibles casos de abandono y el desarrollo de estrategias para intervenir, prevenirlo y lograr que los estudiantes no dejen de asistir o regresen a clase. Los promotores trabajan en articulación con las autoridades de la provincia de Buenos Aires, especialmente con la Dirección de la Modalidad de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social.

Según el diagnóstico del Programa, algunas de las razones principales del abandono escolar tienen que ver con el embarazo y maternidad en la adolescencia, como así también con situaciones de trabajo adolescente. Por este motivo, en estas jornadas se invitó a participar a los equipos del Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI) del Ministerio de Educación de la Nación y a la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI) del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Además, desde el equipo de Asistiré se realizó un seguimiento y evaluación del estado de implementación del Programa.

El equipo de ESI brindó un taller en el que se abordaron distintos temas como los contenidos de la Ley Nacional 26.150 de Educación Sexual Integral y la Ley 14.744 de la provincia de Buenos Aires, que tiene como objeto la misma temática. Además se abordaron los preconceptos que existen sobre los roles y capacidades de los varones y las mujeres en la escuela y la importancia de asumir que los embarazos no son un problema exclusivo de las mujeres, sino que involucran con la misma responsabilidad a los varones. La referente del equipo del Programa Nacional de ESI, Mirta Marina, afirmó que los docentes son los que más cerca están de los alumnos y alumnas; que los profesionales de la Salud pueden intervenir pero lo que es muy importante es la presencia de los docentes. Marina ratificó que hay que sacar a la ESI de la casilla de las Ciencias Naturales e involucrar otras áreas y disciplinas; y que hay que dejar de lado el enfoque tradicional de la Educación Sexual Integral, vinculado con lo reproductivo, e incorporar otros ejes como el afectivo, el de la perspectiva de género, el de la diversidad sexual y el de los derechos.

La referente del programa Asistiré, Manuela Cartolari, hizo un seguimiento del estado de implementación del Programa en los 43 municipios de la provincia de Buenos Aires. Se identificaron muchos casos de abandono escolar y se está trabajando en cada uno de ellos para ver cuál es la mejor propuesta. La mayor cantidad de casos se da en los primeros años de la secundaria y en estudiantes con edades de entre 14 y 16 años. Algunos tienen que ver con embarazo adolescente, falta de acompañamiento por parte de las familias, problemas de consumo y necesidades básicas insatisfechas.

El equipo de la CONAETI, representado por Sergio Díaz, Juan Bruno y Vanesa Paz, realizó un taller para todos los promotores que comenzó con algunas preguntas sobre el trabajo infantil como disparadores para la reflexión sobre las situaciones encontradas en las escuelas. Los testimonios de los promotores giraron en torno a los tipos de trabajo infantil que realizan algunos de los estudiantes, tales como trabajo doméstico, “cartoneo” y cuidado de familiares (hermanos o ancianos). También se mencionaron los contextos familiares y comunitarios donde ocurre el trabajo infantil, como la falta de empleo en alguno de los mayores a cargo o la sobreocupación, hacinamiento y violencia doméstica; y las consecuencias del trabajo infantil, como el abandono escolar, el ausentismo, el desgaste físico y de salud mental.

Otro de los temas tratados durante el taller brindado por la CONAETI fueron los prejuicios o mitos que justifican el trabajo infantil, como por ejemplo la idea de que las tareas domésticas y el cuidado de familiares no son trabajo, o que el trabajo rural es una cuestión cultural. También se hizo hincapié la normativa que rige en el país.

Junto con las autoridades educativas de la Provincia, Asistiré continuará durante el año identificando más situaciones de posible abandono escolar, proponiendo estrategias de intervención para que los chicos no dejen de asistir a clase y profundizando la implementación del sistema de toma de asistencia digital.

Para más información, se puede visitar visitar Asistiré.