Avances de Argentina en materia de Ventanilla Única de Comercio Exterior


Artículo redactado por Gino Baldissare y publicado en la edición de octubre de la revista Negocios Internacionales de Perú.

A partir del cambio de Gobierno iniciado en diciembre de 2015, entre las grandes transformaciones que la administración de Mauricio Macri está llevando a cabo se encuentra la modernización del Estado, iniciativa plasmada desde sus inicios en la conformación del Ministerio de Modernización de la Nación.

En ese marco, y mediante decretos sancionados por el Poder Ejecutivo, se crearon en 2016 y 2017, respectivamente, el Comité de Implementación y la Unidad Ejecutora de la VUCE. La segunda responde a la Secretaría de Comercio (perteneciente al Ministerio de Producción). El primero responde a la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, y está conformado además por el propio Ministerio de Modernización, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP, órgano rector de la Aduana) y el Ministerio de Producción.

No es un dato menor la jerarquía normativa e institucional en la que está enmarcado el desarrollo de la VUCE argentina, sino un reflejo de la importancia de sumarse a la actual tendencia mundial en torno a la facilitación de comercio. Luego de más de una década de tener un Gobierno con otra idiosincrasia de gestión, Argentina tiene un cierto atraso en la región en cuanto a ventanilla única de comercio exterior, y por ello resultan de gran relevancia los enormes esfuerzos que tanto a nivel público como privado se están realizando para implementarla. Esfuerzos que, de hecho, han sido reconocidos en el marco de la IX Reunión de la RedVUCE que se llevó a cabo en Montevideo, a principios de septiembre.

EL PROYECTO DE LA VUCE ARGENTINA
Se trata de un proyecto fijado a cinco años, al final de los cuales se espera estar alineados a estándares de calidad internacional en cuanto a requerimientos de información y datos que se pueden cumplir, plazos que se pueden medir, así como a visibilidad y certidumbre para los procesos de comercio exterior. En esa línea, los pilares del proyecto son reducción de tiempos y costos, transparencia y mejora continua de los controles.

En este proceso, ha sido de vital importancia el aprendizaje de otros países de la región que están más avanzados en la materia, tal como lo ha expresado Santiago Douton, director ejecutivo de la Unidad Ejecutora de la VUCE de Argentina, en el último encuentro de RedVUCE: “Hemos aprendido de las distintas experiencias de ventanilla de otros países. Conversamos con casi todos los que la han implementado
en Latinoamérica”.

Durante los tres primeros años, el enfoque está puesto puertas adentro, a nivel organismos del Estado y la interacción entre estos y el sector privado en las operaciones de comercio exterior.
• Año 1 (2017): intervenciones previas de organismos técnicos.
• Año 2 (2018): trámites aduaneros.
• Año 3 (2019): trámites de logística.

Durante los dos años siguientes, las etapas finales del proyecto apuntan a la interoperabilidad regional y global. Esta visión tiene mucho valor por cuanto distintos procesos de integración alrededor del mundo están avanzando en la interoperabilidad de las VUCE de sus miembros. En tal sentido, la Unidad Ejecutora de la VUCE de Argentina está encarando el doble desafío de implementar la ventanilla única y de hacerlo con la mente puesta en una futura interoperabilidad con las de sus socios comerciales.

SITUACIÓN ACTUAL
Durante 2017, el equipo de la VUCE viene trabajando con base en tres enfoques claros, con miras a la facilitación en el corto plazo y a los objetivos marcados para años subsiguientes.

- DESPAPELIZACIÓN. Digitalizar trámites previos de comercio exterior, lo que involucra a más de 50 organismos técnicos. Al mes de septiembre, este objetivo estaba cumplido en casi un 80%, con la meta de llegar al 100% antes del 31 de diciembre de este año. La plataforma empleada es Trámites a Distancia (TAD), que forma parte de un sistema nacional, de mayor alcance y que trasciende a la VUCE, llamado GDE (Gestión de Documentación Electrónica), impulsado por el Ministerio de Modernización.
- INTEGRACIÓN CON ADUANA. Diseño, desarrollo e implementación de interfaces con Aduana, mediante web services que permitan realizar oficializaciones de despachos de exportación e importación en altos volúmenes. Esto forma parte de uno de los objetivos para 2018, el de tener un portal transaccional ya en funcionamiento, e integradas las tramitaciones previas de organismos técnicos con la declaración aduanera. Es decir, al final del día estarán integrados los sistemas de modernización del Estado (GDE, TAD) con la VUCE misma y los sistemas de Aduana.
- SIMPLIFICACIÓN DE TRÁMITES DE COMERCIO EXTERIOR. Equipos especialmente dedicados para trabajar por organismos técnicos, por cadenas productivas, y proyectos especiales:
• Organismos técnicos: se definieron ocho en forma prioritaria, por concentrar la mayor cantidad de trámites (ministerios de Producción y de Ambiente, Anmat, Senasa, Anmac, Inase, INV y Renpre), en los cuales se trabaja para eliminar redundancias de controles, pedidos de información innecesarios, etc.
• Cadenas productivas: son analizadas internamente, de punta a punta, y se trabaja en reducir tiempos y costos asociados a las operaciones de sectores específicos.
• Proyectos especiales: orientados principalmente a temas aduaneros.

Cabe destacar que en el trabajo que se viene realizando para implementar la VUCE en Argentina no es menor la participación del sector privado, el cual aporta, a través de las entidades sectoriales y cámaras empresariales, propuestas, ideas y sugerencias en materia de simplificación y digitalización de trámites y procedimientos.