Arancibia destacó las ventajas de la póliza digital


El gerente general de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) subrayó, además, que la implementación de la póliza digital como soporte para los trámites de contratación de cobertura entre empleadores y aseguradoras va en línea con las pautas marcadas por el gobierno nacional, que tiene como objetivo “simplificar y agilizar los trámites, tanto para los ciudadanos como así también para las organizaciones”.

La disertación de Guillermo Arancibia tuvo lugar en el marco de la jornada de análisis que organizó la SRT en la sede de la Organización de Estados Iberoamericanos, a un año y medio de la sanción de la ley Nº 27.348. En relación a la implementación de la póliza digital, el funcionario aseguró que “por primera vez, en todos estos años, se establece un canal formal para la interacción de los productores de seguros”.

“La póliza digital es una herramienta que tiene múltiples beneficios: en primer lugar, simplifica y desburocratiza los procesos, pero también brinda información en tiempo real”, dijo Arancibia. El funcionario agregó que esta nueva herramienta “elimina costos”, ya que se abandona su antiguo soporte de papel.

La póliza digital, implementada por la SRT a través de la Resolución Nº 46/2018, elimina distorsiones propias del antiguo proceso manual como las causas de multiafiliaciones, los conflictos de suscripción y vigencia o los procesos de traspasos de una aseguradora a otra.

Arancibia destacó, además, la puesta en funcionamiento de otros dos aplicativos. Uno es la Solicitud de Cotización, que permite al empleador generar un pedido de cotización y obtener la respuesta en tiempo real.

El otro es la Consulta Electrónica de Oferentes, que funciona como “enlace” entre los deseos de cotización de cobertura por parte de un empleador y todas las aseguradoras que están dispuestas a responder esa demanda. La herramienta permite, inclusive, iniciar los contactos comerciales entre el empleador y la aseguradora y avanzar en el proceso de contratación.

Durante la jornada, los empresarios, trabajadores y el Gobierno se refirieron a los principales indicadores que el sistema de riesgos del trabajo presenta en la actualidad: baja sostenida de la litigiosidad (34%); reducción en el monto de las alícuotas que pagan las empresas de aquellas provincias que adhirieron a la ley respecto a las situadas en provincias que aún no lo hicieron (2,09% contra 3,8%) y la homologación del 89% de los casos que se presentan en las Comisiones Médicas de la SRT.