Ambiente adhiere al “Mes del compostaje”

Este proceso, accesible para implementarse en el hogar, puede aportar soluciones al descarte de alimentos y residuos, a la presión sobre los suelos y a la lucha contra el cambio climático.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible adhirió a la campaña “Mes del compostaje”, que se celebra entre el 22 de marzo (Día del Agua) y el 22 de abril (Día de la Tierra). La iniciativa fue tomada mediante la Resolución 92/2020 de esta área nacional, como una acción para el cuidado del planeta que puede realizarse respetando aislamiento social, preventivo y obligatorio vigente vinculado a la pandemia del coronavirus.

Para esto, la cartera ambiental que dirige Juan Cabandié promoverá campañas orientadas a aumentar el grado de conocimiento del tema y la capacitación. En sintonía con esto, se prevé la comunicación de recomendaciones, de los beneficios del compostaje y de otros datos útiles sobre el tema, a través de los distintos canales de difusión del Ministerio. Además, desde el área de Ambiente nacional, se invitará a la comunidad a participar con acciones tales como dar a conocer sus experiencias y contribuir al cuidado del planeta.

Cabe recordar que cada año un tercio de los alimentos producidos son desperdiciados y la tasa demográfica mundial aumenta, y con esto la producción alimentaria, la competencia por acaparar tierra, agua y el impacto del cambio climático. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) el 28 % de las tierras agrícolas producen cultivos que no son aprovechados, en cuyo proceso se desperdician 250 km3 de agua; mientras que la huella de carbono de los alimentos producidos y no consumidos se estima en 3,3 gigatoneladas de CO2.

Las técnicas del compostaje pueden aportar soluciones a esta problemática, ya que revisten procesos de biotransformación de la materia orgánica a partir de los residuos sólidos orgánicos separados, así como de los desechos de los animales y restos de alimentos de la producción ganadera y agrícola.

El compost es también una fuente de materia orgánica vital para el suelo que aporta humedad, aire y nutrientes. También es importante porque mejora la actividad biológica del sustrato en general y fortalece su resiliencia ante las crisis, como la sequía, incluyendo la adaptación al cambio climático.

Por otra parte, se considera que el compost es económicamente viable y ayuda a los agricultores a mejorar la productividad de sus suelos y sus ingresos. Es por esto que resulta importante visibilizar sus técnicas en las comunidades urbanas, periurbanas y rurales para mejorar y aprovechar la gestión de residuos en todos los ámbitos de la vida cotidiana.

Finalmente, entre las principales ventajas del compostaje se pueden enumerar los menores costos en la gestión de residuos sólidos urbanos; la mayor disponibilidad y recuperación de nutrientes y materia orgánica para la agricultura y la jardinería; la menor cantidad de residuos depositados en rellenos sanitarios o en basurales a cielo abierto; la disminución de vectores de enfermedades y la ausencia de patógenos en el sitio de disposición final; la disminución de gases de efecto invernadero, en especial de metano, y la baja de energía destinada a recolectar, tratar y disponer los residuos.

La adhesión al “Mes del compostaje” se realiza en sintonía con actividades de organizaciones como FAO, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Red Nacional de Municipios y Comunidades que fomentan la Agroecología (RENAMA).

Para conocer la resolución completa, cliquear acá.