Decálogos sobre Grooming

Consejos y recomendaciones para prevenir el Grooming

Decálogo para niños/as y adolescentes sobre "Grooming"

En Internet es difícil saber quién está del otro lado de la pantalla y cuáles son sus reales intenciones. Así que, por más amables que parezcan las personas desconocidas con las que hablás, tené cuidado porque podrían estar engañándote.
Hablamos de “grooming”, cuando una persona contacta a un niño/a o adolescente por Internet, con el objetivo de realizar alguna acción de índole sexual. Este acoso, puede darse a través de cualquier medio digital que permita la interacción entre dos o más personas, (redes sociales, correo electrónico, mensajes de texto, sitios de chats, páginas de juegos en línea, mensajería instantánea, etc.)
Generalmente, el adulto creará perfiles falsos, mentirá sobre su edad y realizará todo tipo de engaños para ganarse tu confianza. Establecerá una relación de “amistad” para disminuir tus inhibiciones y luego, te pedirá imágenes o videos sexuales.
Una vez que consigue lo que quiere, el acosador puede utilizar mecanismos de extorsión y amenazas para obtener más videos, imágenes o audios, incluso, puede solicitarte algún encuentro en persona, con la intención de abusar sexualmente.


El “grooming” es un delito y debe denunciarse, pero también podemos evitarlo siguiendo los siguientes consejos:


1- No hables con desconocidos, recordá que, ¡es demasiado fácil crear perfiles falsos. Tampoco actives tu cámara web si no conocés a la persona con la que chateás.


2- Si en un chat, alguien te pide que no le cuentes a nadie sobre esas conversaciones, ¡desconfiá y no le sigas hablando!


3- Cuidá tu intimidad, si cualquier persona (conocida o desconocida), te solicita imágenes desnudas o videos íntimos, no los envíes. Luego, puede extorsionarte para que le mandes más material o amenazarte con publicarlo, enviárselos a tus amigos, familiares o compañeros de escuela.


4- Una vez que subís un contenido a Internet, perdés el control sobre eso y cualquiera puede acceder a él. Todo lo que hacemos en el mundo digital, impacta en el mundo físico. ¡Así que nuestras acciones tienen consecuencias en ambos mundos!


5- Si te piden que realices alguna actividad que te incomoda, ¡tenés derecho a decir que no! Nadie puede obligarte a hacer algo que no te gusta.


6- Compartí información en Internet solamente con las personas que conocés personalmente y que son de tu confianza. No lo hagas con extraños, por más que te prometan regalos u otras cosas. Esa información pueden usarla para engañarte o acosarte. (Por ejemplo, en videojuegos, no utilices como “nick” tu nombre real ni des información personal).


7- No compartas tus contraseñas, ni con amigos, ni con personas desconocidas. ¡Son la llave de acceso a tu identidad digital! Así como no le prestás a nadie la llave de tu casa, ¡la contraseña tampoco! Pueden robarte información que luego usarán para el “grooming”.


8- Dedicá unos minutos a configurar la privacidad de todas tus redes sociales. La privacidad es el derecho que todos tenemos de controlar nuestra propia información. Configurá una contraseña segura o huella digital para tus dispositivos.


9- Pensá ¿Qué información me gustaría que los demás puedan tener sobre mí? Aquellas cosas que te avergüencen, incomoden o sean privadas, mejor no las publiques. Pensar antes de subir algo a cualquier red social, es la mejor opción. Las personas que realizan “Grooming” pueden usar información de los perfiles públicos para realizar cualquier tipo de acoso.


10- Si estás siendo víctima de “Grooming”, háblalo con tu familia o maestros/as,** así lo pueden DENUNCIAR. Para más información comunícate al 0800-222-1717 o al 137.-


Descargar decálogo para niños/niñas y adolescentes

Volver al índice

Decálogo para padres sobre "Grooming"

1- Hablar con tu hijo/a sobre cómo navega en internet, con quién habla, qué redes sociales utiliza, etc. Conversar sobre los riesgos on line. (No hace falta ser experto para charlar con ellos/as).


2- Prestar atención a cambios repentinos de conducta, depresión, miedo, angustia, nervios, etc. (Pueden ser indicativos de que están siendo acosados/as). No los culpemos, ellos/as son víctimas.


3- Entender junto a ellos/as que, así como en la vida física hay personas que pueden hacernos daño, en la vida digital pasa exactamente lo mismo.


4- ¿Controlar o Educar? Dependiendo la edad de nuestros hijos/as, el control puede dejar de ser efectivo. Es importante trabajar en una relación de confianza con ellos/as, donde pueda hablarse de estos temas sin pudor, ni miedo). Tener presente que el control excesivo puede generar un efecto contrario al deseado.


5- Utilizar preguntas disparadoras para abordar estos temas ¿Chateás con desconocidos?, ¿Qué hacés si alguien te envía una solicitud de amistad? ¿Alguna vez, alguien te intimidó por Internet o te hizo sentir mal?, ¿Alguna vez, alguien te pidió imágenes o videos de índole sexual? ¿Qué juegos online jugás?, etc.


6- Aplicar en el mundo digital, los mismos cuidados que en el mundo físico- Por ejemplo, si en la calle nuestros hijos no hablarían con extraños, por qué hacerlo por Internet?


7- Prestar atención al vocabulario utilizado en el chat, puede ser un indicativo para dilucidar si estamos frente a un adulto y un potencial caso de “Grooming”.


8- Cuidar la información que nosotros publicamos de nuestros hijos/as, sobrinos/nas, ahijados/as, nietos/as, etc. El “Sharenting”, o la práctica de compartir en redes sociales fotos y videos, genera una sobreexposición que puede perjudicarlos. Quienes realizan “Grooming”, pueden utilizar ese material para acosarlos.


9- Ayudar a nuestros hijos a configurar la privacidad de todas sus redes sociales. La privacidad es el derecho que todos tenemos de controlar nuestra propia información.


10- El “Grooming” es un delito. Denuncialo en cualquier comisaría, fiscalía, o dependencia judicial del país. No borres las conversaciones, son evidencia del crimen. Para más información comunícate también al 0800-222-1717 o 137 del Ministerio de Justicia y DDHH.


Descargar decálogo para padres

Volver al índice

Decálogo para trabajar el “Grooming” en las escuelas

Es importante que generemos en las escuelas un espacio de trabajo para conversar con nuestros alumnos/as sobre el tema. Estos consejos pueden servirte como guía:


1- Explicar en qué consiste y cuáles son las etapas más comunes. Concientizar que mediante el “Grooming”, se lesionan derechos como la integridad sexual, la intimidad y la privacidad. Asimismo, el “Grooming”, puede derivar en otros delitos, como abusos sexuales físicos, material de abuso sexual infantil (denominado erróneamente pornografía infantil), extorsiones y amenazas, entre otros.


2- Trabajar con los alumnos/as el concepto de Privacidad. La privacidad es el derecho que todos tenemos de controlar nuestra propia información. (Poder decidir qué quiero que los demás sepan o vean de mí en Internet.).


3- Concientizar sobre la expectativa de privacidad. ¿Qué información les gustaría que los demás vean o dejen de ver sobre ustedes? Aquellas cosas que los avergüencen o incomoden, o constituyan información privada, mejor no la publiquen. Pensar antes de subir algo a cualquier red social, es la mejor opción. ¿Cómo los puede perjudicar si ese contenido subido a Internet llega a personas desconocidas? Los acosadores pueden usar información pública para proceder al “grooming”.


4- Trabajar sobre la importancia de configurar las opciones de privacidad de todas sus redes sociales. Realizar talleres prácticos de configuraciones.


5- Analizar conductas que pueden derivar del “grooming”. Hablar de “sexting” y del envío voluntario de imágenes eróticas a personas que hoy son conocidas y confiables, (como una pareja) pero que en el futuro, pueden dejar de serlo.


6- Explicar que todo lo que hacemos por Internet tiene consecuencias en el mundo físico.


7- Trabajar en la relación de confianza con padres/madres o personas responsables de ellos/as. Explicarles que hablen sin miedo sobre estos temas. Utilizar preguntas disparadoras ¿Chateás con desconocidos?, ¿Alguna vez alguien que no conozcas te intimidó por Internet o te hizo sentir mal?, ¿Alguna vez alguien que no conozcas te pidió imágenes o videos de índole sexual? ¿Qué juegos online jugás?, etc.


8- Hablar y trabajar en clase, actos y pautas de cuidado en Internet. No hablar con desconocidos y desconfiar de aquellas personas que soliciten videos o imágenes íntimas o que realicen alguna actividad sexual. Explicarles que, si alguien les solicita imágenes desnudas o videos íntimos, no deben enviarlos, pueden utilizarlos para acosarlos o extorsionarlos. Trabajar en el cuidado de la contraseña, de la imagen, la viralización, etc.


9- Que los alumnos/as se expresen. El aprendizaje mutuo es fundamental. Que cuenten experiencias, qué hacen cuando alguien que no conocen les manda una solicitud de amistad, cómo reaccionan ante pedidos de desconocidos, etc.


10- Si detectás que un alumno/a está siendo víctima de “Grooming”, háblalo con sus padres/madres o responsable, así lo pueden DENUNCIAR. Para más información comunícate al 0800-222-1717 o al 137 Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.


Descargar decálogo para trabajar el grooming en las escuelas

Volver al índice