Protegé tu información personal


Protegé tu información personal:

  • Realizá una copia de toda la información 1 vez por semana.
  • Usá contraseñas seguras con mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Cambialas cada 30, 60 o 90 días.
  • No guardes contraseñas en lugares públicos.
  • No ingreses datos personales en sitios desconocidos.
  • Prestá atención a los permisos que das cuando instalás aplicaciones.
  • Leé las condiciones de uso de redes sociales o aplicaciones antes de aceptarlas.
  • Cuando estés conectado a una red Wi-Fi pública y tengas que ingresar datos personales a un sitio o hacer alguna compra con tarjeta de crédito, mirá la barra del navegador y fijate si en la barra de direcciones aparece el “candadito gris o verde” y las letras “https”(siglas de HyperText Transfer Protocol Secure, Protocolo seguro de transferencia de datos) para estar seguro que nadie verá tus datos.
  • Si vas a utilizar una red pública, utilizá una Red Privada Virtual o Virtual Private Network (VPN). Este servicio impide que la información sea vista por terceros.
  • En sitios web que requieren el ingreso de usuario y contraseña, verificá siempre que la dirección de la página sea auténtica.

Última actualización 23 de junio de 2020