Sobre EITI


¿Qué es EITI?

La Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (“EITI”, por sus siglas en inglés) es un estándar global que proporciona un marco para que gobiernos y empresas desarrollen y cumplan compromisos de revelar públicamente los flujos financieros provenientes de las actividades de extracción de los hidrocarburos y la minería dentro de un proceso que también incluye a organizaciones de la sociedad civil. Mediante la publicación periódica y estandarizada de información acerca de los regímenes aplicables a la exploración y explotación de hidrocarburos y minerales, volúmenes de producción y cotejo de pagos realizados y recibidos, el objetivo es promover la gestión abierta y transparente de los recursos naturales no renovables cuya explotación, en última instancia, debe contribuir a los objetivos del desarrollo sustentable y beneficiar a todos los ciudadanos.

En cada uno de los países en los que tiene presencia, el EITI está conformado por un grupo multipartícipe, integrado por gobiernos, empresas y organizaciones de la sociedad, que comparten la idea de que los recursos naturales deben beneficiar a los ciudadanos. El objetivo del EITI, que actualmente cuenta con 52 países implementadores, es fortalecer los sistemas de gobiernos y empresas, aportar información al debate público y promover el entendimiento de asuntos clave vinculados con la gobernanza de las industrias extractivas en beneficio de los ciudadanos y de la economía.

Argentina en EITI

Luego de varios años de preparación de la candidatura, finalmente Argentina ingresó a EITI en febrero de 2019 y se comprometió a garantizar la divulgación íntegra de información en toda la cadena de valor de las industrias extractivas (petróleo, gas natural y minería), desde la forma en la que se otorgan los permisos de exploración y las concesiones de explotación hasta los pagos de las empresas en concepto de cánones, regalías, impuestos generales y otros, y la trayectoria de dichos ingresos en los gobiernos y cómo se utilizan en el presupuesto. Asimismo, el gobierno nacional se comprometió a colaborar con la sociedad civil y las industrias extractivas para contar con un debate informado sobre el modo en cómo se gestionan los recursos.

En Argentina el petróleo, el gas natural y los minerales pertenecen a las provincias por tener el dominio originario sobre los recursos naturales existentes en sus territorios. Este sistema federal significa que es necesaria la adhesión de los estados provinciales a la hora de identificar y cuantificar los ingresos que perciben, así como otra información relevante relacionada con las actividades extractivas que se encuentran en su jurisdicción.

Dada esta característica, la Argentina solicitó una implementación adaptada del estándar EITI dividiéndola en dos etapas: en la primera se reportará y divulgará información a nivel federal de gobierno y se incluirá información pública disponible de las provincias. En el segundo ciclo el reporte de información se ampliará a las provincias y se trabajará para lograr que éstas se sumen voluntariamente al proceso de implementación de EITI. La participación de las provincias es esencial para el éxito de la implementación de la segunda etapa y por ello el grupo multipartícipe asume activamente la promoción de la adhesión de los gobiernos provinciales a esta iniciativa en pos del fortalecimiento institucional del país. En sepetiembre de 2019 la Provincia de Salta manifestó la voluntad de implementar el estándar, siendo la primera provincia en adherir a EITI Argentina.

La candidatura de la Argentina para incorporarse a la iniciativa surgió del trabajo conjunto realizado desde el año 2016 por un grupo multipartícipe integrado por representantes del gobierno, la industria y la sociedad civil. El grupo multipartícipe se estableció formalmente en diciembre de 2018, consta de 14 miembros y tiene la siguiente estructura:

a. Por el gobierno:
• Secretaría de Gobierno de Energía de la Nación (Ministerio de Hacienda).
• Secretaría de Política Minera de la Nación (Ministerio de Producción y Trabajo).
• Secretaría de Fortalecimiento Institucional (Jefatura de Gabinete de Ministros)
• Secretaría de Ingresos Públicos (Ministerio de Hacienda).
• Provincias.

b. Por las industrias extractivas:
• Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG).
• YPF S.A.
• Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM).
• Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH).

c. Por la sociedad civil:
• Fundación Directorio Legislativo.
• Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).
• Universidad Católica Argentina (UCA).
• Fundación Cambio Democrático.
• Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC).

Cada una de estas organizaciones designó un representante titular y otro suplente.

La Presidencia del grupo multipartícipe es compartida entre la Secretaría de Gobierno de Energía y la Secretaría de Política Minera del Ministerio de Producción y Trabajo.

Paralelamente existe una Secretaría Nacional, liderada por el Coordinador Nacional de EITI Argentina. La Secretaría Nacional es responsable de coordinar y supervisar los esfuerzos nacionales en la implementación del estándar EITI. De este órgano dependen los grupos de trabajo técnicos conformados por especialistas de las organizaciones miembro del grupo multipartícipe.

¿Por qué es importante la transparencia en las industrias extractivas?

La transparencia es importante para mejorar la gestión de los recursos naturales extractivos (petróleo, gas y minerales) en un país. Permite reducir la discrecionalidad, verificar que los marcos legales se cumplen y que existe certidumbre, como así también para generar confianza entre los diversos actores, en un marco de información compartida y estableciendo las condiciones para un debate público de políticas de aprovechamiento de los recursos.

Promover una mayor transparencia en Argentina contribuirá a una mejor administración de los recursos y servicios públicos, la creación de un clima de inversión más atractivo, el fortalecimiento de la confianza entre los gobiernos, las empresas y los ciudadanos, y redundará en una mayor legitimidad y sostenibilidad de los proyectos que se desarrollan. Esto, a su vez, puede contribuir a la prevención y reducción de los conflictos socio-ambientales en torno a los sectores de hidrocarburos y minería.

Los beneficios para la sociedad civil residen esencialmente en contar con mayor y mejor información de dominio público sobre las industrias extractivas.

En cuanto a las empresas y los inversores, la transparencia ayuda a mitigar los riesgos políticos y de cambio de reglas de juego. La inestabilidad política causada por las administraciones que no publicitan su gestión, es una clara amenaza para las inversiones. En las industrias extractivas, donde las inversiones son intensivas en capital y depende de la estabilidad a largo plazo para generar rendimientos, reducir dicha inestabilidad es beneficioso para los negocios. La transparencia de los pagos efectuados a un gobierno, también puede ayudar a demostrar, hacia afuera, cuál es la contribución de la inversión en un país y su sociedad. El desarrollo de los recursos extractivos requiere inversiones grandes, transparencia e instituciones fuertes.

El estándar y los requisitos EITI

En el marco de la Conferencia Global EITI 2019 que se realizó en París, Francia se presentó formalmente el Estándar EITI 2019 (descargar aquí).

Los cambios que se hicieron al Estándar pueden consultarse aquí

CONTACTO

Correo electrónico: eiti@energia.gob.ar