Gesta de Malvinas

3 al 30 de abril de 1982

Se comenzó a desarrollar el conflicto político diplomático entre ambos países, con marchas y contramarchas, propuestas de negociación, amenazas de profundizar el conflicto, intento de mediaciones mientras la flota británica atravesaba el Océano Atlántico. Entre tanto, en las islas fueron tomando posiciones los numerosos regimientos y batallones argentinos, distribuyéndose fundamentalmente en la Isla Soledad. La tropa argentina comenzó a habituarse a la geografía malvinense y a la casi permanente hostilidad kelper.

1º de mayo de 1982

Se produjo el primer ataque aéreo británico sobre las fuerzas argentinas. Se atacaron las instalaciones del aeropuerto de Puerto Argentino y un pequeño terreno usado como aeródromo en Darwin.

2 de mayo de 1982

Luego de intensas negociaciones, donde faltaba la respuesta inglesa a la propuesta de paz efectuada por el Perú, Thatcher y su gabinete decidieron hundir al Crucero A.R.A. “General Belgrano”, buque argentino que no entrañaba peligro militar para la flota, ya que estaba a más de 300 millas de la misma, regresando al continente y fuera de la zona de exclusión unilateralmente declarada por Gran Bretaña. La contraofensiva naval argentina había dado marcha atrás, toda vez que se consideraba inviable la misma ante el desnivel de fuerzas entre ambas armadas y la inminencia de resultados pacíficos del conflicto.

El disparo de los torpedos del submarino inglés H.M.S. “Conqueror” provocó el hundimiento del A.R.A. “Belgrano” en el que perecieron 323 argentinos, casi la mitad de la totalidad de las bajas argentinas en todo el conflicto (649).

3 de mayo de 1982

Se produjo el ataque al Aviso A.R.A. "Alferez Sobral". Dos helicópteros Sea Link atacaron con misiles Sea Skua al aviso, provocando la muerte de su comandante, Capitán de Corbeta Sergio Gómez Roca y 7 hombres más. Sufriendo graves penurias, los sobrevivientes llegaron a Puerto Deseado.

4 de mayo de 1982

La respuesta argentina no se hizo esperar. Aviones Super-Etendard de la Armada Argentina dispararon misiles Exocet sobre el buque inglés H.M.S. “Sheffield”, causándole un grave incendio que no pudo ser controlado. A pocos días, el buque se hundió cuando era remolcada por naves inglesas.

4 al 31 de mayo de 1982

Se producen intensos combates aeronavales, con resultados terribles para la flota británica, por sus daños incalculables. Se produjeron las bajas del “Atlantic Conveyor”, “Sir Tristam”, “Sir Galahad”, “Coventry”, ”Ardent”, entre otros, lo que representó daños económicos y humanos significativos.

Sin embargo, la superioridad inglesa se manifestó con el apoyo decidido de Estados Unidos de Norteamérica, lo que permitió revertir los resultados y garantizar el desnivel a favor de Gran Bretaña.

El apoyo norteamericano a Gran Bretaña comprendía: información satelital de las posiciones argentinas; provisión de sofisticados armamentos; apoyo político a Inglaterra y embargo económico a la Argentina, etc.

31 de mayo al 22 de junio de 1982

En los últimos días de mayo se produjo el desembarco inglés en el estrecho San Carlos.

El 12 de junio una batería terrestre de misiles Exocet MM38, instalada en cercanías del aeropuerto de Puerto Argentino, disparó un misil contra el crucero H.M.S. "Glamorgan", causándole graves averías en su hangar y estructura.

Hasta el 14 de junio se sucedieron intensos combates, donde los británicos con enorme superioridad numérica, aprovechando sus numerosos helicópteros y artillería móvil, a lo largo de 92 km. de terreno de montaña -distancia que separa a San Carlos de Puerto Argentino- realizan ataques y retrocesos con inmensa cantidad de bajas en sus tropas regulares y especiales.

La decisión del General Menéndez- Gobernador político y militar de las Islas designado por el gobierno argentino- de no movilizar tropas de refuerzo a las posiciones atacadas y concentrar la mayor parte en Puerto Argentino cerca de su resistencia, hace que se cada una de las posiciones defensivas se enfrente solitariamente con el enemigo, hasta que se produce la caída de Puerto Argentino el 14 de junio de 1982.

Existían hasta ese momento muchas posiciones argentinas que se mantenían intactas y con una alta moral de combate. Sin embargo, había que cumplir las órdenes de entregar el armamento.

El Batallón de Infantería de Marina Nº 5 Ec., con sumo coraje, siguió combatiendo hasta horas después de la capitulación, derribando en Sapper Hill un helicóptero inglés.

Pero la decisión estaba ya tomada y la mayoría de las tropas argentinas fueron embarcadas rumbo al continente argentino.

El 17 de junio, el Transporte Polar A.R.A. "Bahía Paraíso", convertido en buque hospital, inició la etapa de repliegue de los combatientes y heridos argentinos, arribando al puerto de Punta Quilla el 18 de junio.

El 22 de junio, el buque hospital realizó el último viaje desde las Islas Malvinas, embarcando rumbo a la Base Naval Puerto Belgrano 500 Infantes de Marina del Batallón de Infantería de Marina Nº 5 Ec. y tropa del Regimiento 25 del Ejército Argentino,