Yaguareté: acciones para preservar una especie emblemática


El yaguareté, declarado Monumento Natural de Argentina, es una especie en peligro de extinción, víctima de la caza ilegal y la pérdida de hábitat, entre otras amenazas. A principios de siglo XX su hábitat alcanzaba hasta la Patagonia argentina, pero desde entonces su distribución se redujo un 95 %.

Junto con la Administración de Parques Nacionales y el apoyo de organizaciones como la Fundación Rewilding y distintos actores de la sociedad civil, llevamos adelante una serie de iniciativas para preservar y recuperar esta especie, en el marco de nuestro Plan Nacional de Conservación del Monumento Natural Yaguareté.

El yaguareté en Corrientes

Tras 70 años de ausencia, el yaguareté volvió a formar parte del hábitat natural de la provincia de Corrientes, tras la liberación de tres ejemplares, Mariua y sus cachorros Karai y Porá.


La acción se logró gracias al trabajo del Centro de Reintroducción de Yaguareté, un espacio ubicado en el Parque Nacional Iberá, cuyo fin es generar ejemplares que luego puedan ser liberados, ya sean animales de origen silvestre y rehabilitados, o bien cachorros nacidos en el Centro a partir de padres provenientes de cautiverio.

El yaguareté es una especie emblemática que forma parte del patrimonio natural y cultural de la provincia, a pesar de haber sido declarada extinguida de este ecosistema a mediados del siglo XX. La liberación de Mariua y sus cachorros en un hábitat silvestre es un hito que ocurrió en paralelo al nacimiento de otros dos cachorros de otra camada, lo que eleva a seis el número de yaguaretés nacidos en el Centro desde su construcción.

El yaguareté en Chaco

En el Parque Nacional El Impenetrable trabajamos para preservar a los últimos yaguaretés del Chaco argentino el tiempo que damos los pasos necesarios para ampliar la población exixtente. En ese marco, y luego de años de situación crítica, se produjeron los primeros nacimientos de cachorros, lo que permite avanzar hacia una mayor presencia de la especie en este ecosistema.


La situación del yaguareté en la región chaqueña es crítica. Se estima que menos de 20 ejemplares recorren las millones de hectáreas de este inmenso territorio, donde el yaguareté continúa representando un emblema del patrimonio provincial

Luego de años de intentar registrar sin éxito la presencia de yaguaretés en El Impenetrable, a fines de 2019 se constató la presencia de un macho joven en las costas barrosas del Bermejo. Esto dio inicio a un minucioso trabajo, que implicó el traslado de una yaguareté del Centro de Reintroducción del Parque Nacional Iberá, y que concluyó con el nacimiento de los dos cachorros, un hito en el proceso de recuperación del yaguareté en el Chaco.

Reintroducción y concientización

Los cachorros de yaguareté –que en general nacen dos, como todos los felinos– nacen con los ojos cerrados y casi sin capacidad de desplazamiento. Las primeras semanas son muy dependientes de su madre, que pasa casi todo el tiempo con ellos. Poco después del mes de vida comienzan a recorrer distancias muy cortas alrededor del sitio donde nacieron y recién a los dos meses son capaces de realizar algunas recorridas junto a su madre.

Debido a que las causas que determinaron la extinción de esta especie en determinados espacios territoriales no están resueltas, los procesos de repoblamiento tienen una proyección de dinámicas especiales. Es por eso que junto con la Administración de Parques Nacionales trabajamos de manera interinstitucional para articular mecanismos de participación local, de modo de sensibilizar a los pobladores rurales y otros actores sociales.

Leé más

Plan Nacional de Conservación del Monumento Natural Yaguareté

Estrategia Nacional de Biodiversidad

Conocé al yaguareté