Sentarnos a la mesa


Comer es mucho más que sumar nutrientes al cuerpo. Es un momento y un espacio para encontrarnos.

Por eso te recomendamos:

  • Comer acompañados, en familia o con amigas y amigos.
  • Sentarse a la mesa para charlar y compartir.
  • Tomarse el tiempo para cocinar y para comer sin apuro.
  • Evitar el “picoteo” para poder disfrutar de las comidas y los sabores.
  • Hacer las compras con las niñas y niños para enseñarles a ser consumidores atentos.
  • Colaborar con personas que necesiten ayuda como niños y niñas pequeñas, personas mayores o con discapacidad.