Documentación de toda la familia y los de la casa (en bolsa plástica hermética).

Botellas de agua para un día.

Botiquín de primeros auxilios

Silbato

Fósforos y velas

Linterna con pilas.

Libretas con teléfonos útiles: bomberos, policía, emergencias.

Artículos de higiene: alcohol en gel, papel higiénico.

Alimentos para un día: enlatados, galletitas, barra de chocolate.

Dinero.

Medicamentos recetados.

Abrigo y mantas.

Llaves de la casa y vehículo.

Practicalo

No esperes a que pase algo. Una vez que tenés diseñado tu plan familiar, te recomendamos:

  • Comentalo con tu familia y contale a cada uno que debe hacer en cada caso.
  • Asegurate que todos lo entiendan, incluso adultos mayores y niños.
  • Encontrá algún lugar visible de la casa donde ubicarlo para que todos puedan verlo y repasarlo.
  • Llevá a cabo tu propio simulacro, registrando el tiempo que tardan desde el inicio hasta que llegan a la zona segura. Durante el simulacro evita corregir lo que se está haciendo mal.
  • Una vez que lleguen a la zona segura, conversá con tu familia sobre las fallas o errores a fin de mejorarlos en otra oportunidad.

Fuente: Cruz Roja - Referencia: http://www.cruzroja.org.ec/index.php/2-uncategorised/369-plan-de-emergencia-familiar