¿Cómo actuar?


Si estás ante una situación de riesgo por un incendio forestal, te recomendamos:

• Tratá que el suelo alrededor de la vivienda esté húmedo para evitar el avance del fuego.

• Mantené las puertas y ventanas totalmente cerradas para evitar el ingreso del humo y de las chispas.

• No salgas de tu casa a menos que el personal de bomberos o de las Fuerzas de Seguridad (Defensa Civil, Policía) te lo indique o que el riesgo de incendio de la vivienda sea inminente.

• Si la autoridad determina la evacuación, acatá las indicaciones. Procurá cubrirte boca y nariz con un paño, para no inhalar humo.

• Procurá caminar cerca de aguas abiertas poco profundas (ríos, lagos o lagunas), que podrían servirte como vías de evacuación.

• No vuelvas a un área quemada. Los sitios calientes pueden reactivarse sin previo aviso.

• En caso de quedar rodeado por el fuego, trata de llegar a la zona ya quemada, alejándote del fuego por las zonas laterales del mismo y en sentido contrario a la dirección del viento.

• Nunca te sitúes en la parte alta de una montaña ni corras en sentido ascendente, el fuego avanza al subir 17 veces más rápido que tú.

• Si la situación se torna peligrosa, acuéstate en el suelo y trata de respirar a través de una prenda mojada. Nunca intentes huir de la zona atravesando caminos afectados por el fuego o por columnas de humo.

• Si estás en una ruta, recordá que una columna de humo significa la posibilidad de un incendio forestal. Avisá de inmediato a los bomberos.

Créditos: Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina