Los piojos son un problema frecuente en los niños y las niñas de edad escolar. Si tu hijo se rasca la cabeza, puede ser que tenga pediculosis. Por eso te aconsejamos que le revises la cabeza diariamente y le pases el peine fino.

Si detectás que tiene piojos o liendres:

  • Consultá al médico sobre el tratamiento más adecuado para eliminarlos.
  • Lavá la ropa, las sábanas y los peines con agua caliente.
  • No uses sustancias que pueden ser tóxicas.
  • El vinagre ayuda al desprendimiento de las liendres del pelo.

Más información en Crecer con Salud