Las recomendaciones y sus razones científicas


Siempre boca arriba, en su cuna

  • La posición de costado en niños prematuros o de bajo peso duplica la posibilidad de muerte súbita.
  • La ocurrencia es 8 veces mayor en los niños que duermen en la cama de los adultos y 17 veces mayor en los que duermen sobre un sofá.
  • El riesgo que genera el colecho (compartir la cama con el bebé) es mayor cuanto más se prolonga esta práctica durante la noche. Las causas de este incremento consistirían en estrés térmico, aplastamiento del adulto sobre el niño y obstrucción de la vía aérea como consecuencia de la cabeza cubierta o la posición de costado.
  • En niños menores de 3 meses, el colecho quintuplica la posibilidad de muerte súbita, aun cuando reciban lactancia exclusiva y ambos padres no consuman alcohol, tabaco o drogas.

Brazos por arriba de la sábana

  • Tapar al niño hasta las axilas con los brazos por fuera de las sábanas, de modo que la ropa de cama no le cubra la cara. Así evitamos la posible obstrucción de la vía aérea y la reinspiración de dióxido de carbono, que provoca disminución de oxígeno en sangre.

Sin almohada ni juguetes

  • La utilización de almohadas, frazadas, colchas, edredones, piel de oveja y otras superficies mullidas, como juguetes de peluche, se asocian con sofocación accidental durante el sueño cuando se ubican debajo del lactante o sueltas alrededor de él.

Lactancia materna

  • La lactancia materna exclusiva disminuye el riesgo de muerte súbita en más de un 70%.

Ambiente libre de humo

  • El riesgo de muerte súbita aumenta 4 veces en hijos de madres fumadoras y 2 veces cuando la madre se expone de manera pasiva al humo del cigarrillo.


Fuente: Dr. Alejandro Jenik, et. al. Consideraciones sobre el sueño seguro del lactante. Grupo de Trabajo en Muerte Súbita e Inesperada del Lactante de la Sociedad Argentina de Pediatría.


Volvé a Recomendaciones para el sueño seguro del bebé