Recetas saludables

Accedé a vídeos y materiales gráficos con recetas saludables.


Además de conocer las recetas saludables es importante que sepas que:

  • Se aprende a reconocer y a degustar la comida en el marco de un grupo social (familia, amigos, comedores, escuela, comunidad) y que todo es enseñanza: la elección de los alimentos, el prepararlos y el compartir.

  • Existen formas de clasificarlos y ordenarlos y guardarlos y refrigerarlos.

  • Existen reglas de comensalidad, es decir formas y pautas a la hora de comer. Los niños, niñas y adolescentes son actores activos en estas situaciones: observan, imitan, exploran, aceptan, rechazan, modifican las preparaciones culinarias y las normas que encuadran las situaciones alimentarias.

  • Los/as adultos y adultas tienen un papel fundamental porque dejan marcas perdurables y las acciones cotidianas no pasan desapercibidas y tienen un valor especial para la construcción de las prácticas alimentarias. Es muy probable que aquellas comidas que se consumen en la infancia en situaciones placenteras, en lugares y con compañía agradables dejen emociones positivas, y luego se busquen y se vuelvan a elegir, porque recuerdan el calor y el amor recibido en aquellas circunstancias.

  • Existen prácticas culinarias que son habilidades necesarias para la selección, preparación previa, condimentación, cocción, combinación y presentación de los alimentos. De esas habilidades, desarrolladas, perfeccionadas en cada comunidad, y transmitidas a lo largo de generaciones, dependen el sabor, el aroma, la textura y la apariencia que los alimentos naturales o mínimamente procesados tendrán y cuánto les gustarán a las personas.

  • El proceso de transmisión de habilidades y prácticas culinarias viene perdiendo fuerza, y puede ocurrir que las nuevas generaciones tengan cada vez menos confianza y autonomía para preparar alimentos. Esto se debe a varias razones: la oferta y publicidad de alimentos envasados y listos para consumir; la desvalorización del acto de preparar, combinar y cocinar alimentos como práctica cultural y social; así como también la sobrecarga de tareas cotidianas, entre otras.

  • No cocinar tiene un impacto muy alto para la salud de las personas, que cada vez consumen menos comidas caseras y más alimentos envasados, que suelen tener demasiada sal, azúcar y grasas.

Por todas estas razones presentamos a continuación recetas saludables para revalorizar la práctica de la cocina utilizando alimentos frescos y sugerimos que sea una práctica que se pueda hacer con niños y niñas para enseñar a las nuevas generaciones la importancia de elegir, preparar, cocinar y compartir alimentos saludables.

Comé rico, comé saludable



Preparaciones saludables para toda la familia

Una alimentación nutritiva está compuesta por alimentos de todos los grupos. En el recetario podrás encontrar distintas opciones fáciles y con consejos útiles para tus comidas de todos los días.

Ver todas las recetas

¿Cuánto es una porción de …?


Verduras y frutas
  • ½ plato playo de verduras, o
  • 1 fruta.

Recomendable: 5 porciones por día.


Legumbres, cereales, papa, pan y pastas
  • 60g de pan (1 mignón), o
  • ½ taza tipo té (125g) de legumbres, cereales, pastas (cocidas), o
  • 1 papa mediana, ½ choclo o ½ mandioca chica.

Recomendable: 4 porciones por día.


Leche, yogur y queso
  • 1 taza de leche líquida o yogur, o
  • 1 rodaja de queso del tamaño de un mazo de cartas, o
  • 1 cucharada tipo postre de queso crema.

Recomendable: 3 porciones por día.


Carnes y huevos
  • 1 porción de cualquier carne equivale al tamaño de la palma de la mano o ¼ del plato, o
  • 1 huevo.

Recomendable: 1 porciones por día.


Aceites, frutas secas y semillas
  • 1 cucharada sopera de aceite, o
  • 1 puñado cerrado de frutas secas, o
  • 1 cucharada sopera de semillas.

Recomendable: 2 porciones por día.

Tener una alimentación saludable es un derecho.