Editorial Institucional


Una política social sobre el derecho al acceso a una alimentación sana, segura y soberana.

El derecho al acceso a una alimentación sana, segura y soberana forma parte de los pilares de las políticas sociales que otorgó prioridad el Gobierno de Alberto Fernández.

A partir de los datos registrados en el 2019 aportados del Plan SUMAR, se registra 1.795.653 niños y niñas de 0 a 19 años de edad. De ese número total, 822.541 son niños y niñas de 0 a 5 años de los cuales: 75.288 presentan baja talla y 24.528 bajo peso. En tanto 122.225 niños y niñas presentan problemas de malnutrición por sobre peso y obesidad.

La falta de acceso a una alimentación saludable, desnutrición crónica y obesidad requiere del
acceso a alimentos frescos, sanos y nutritivos.

Hace unos días atrás en la Honorable Cámara de Senadores obtuvo media la sanción el Proyecto de Ley de Promoción de la Alimentación Saludable. Se trata de una política de salud pública, de prevención de la malnutrición y las enfermedades no transmisibles. Se fundamenta en el derecho a la salud y promueve la alimentación saludable y en la protección de la infancia. Este proyecto de ley incluye:

  • La regulación del etiquetado frontal de advertencia: este sistema gráfico incluye un sello con forma de octógono de color negro con borde y letras de color blanco en mayúsculas.

  • Incorpora la regulación de la publicidad, promoción y patrocinio: se prohíbe toda forma de publicidad, promoción y patrocinio de los alimentos y bebidas alcohólicas envasados con al menos un sello de advertencia que esté dirigida especialmente a niños, niñas y adolescentes.

  • La promoción de entornos escolares saludables: el Consejo Federal de Educación deberá promover la inclusión de actividades didácticas y de políticas que establezcan los contenidos mínimos de educación alimentaria nutricional en los establecimientos educativos de nivel inicial, primario y secundario del país.

Esta Ley está dirigida a garantizar el derecho a la información clara, simple y precisa para promover la toma de decisiones asertivas y activas, resguardando el derecho de las consumidoras y los consumidores.

El desarrollo de un sistema de alimentación sostenible implica el acceso a alimentos frescos, sanos, seguros y nutritivos, la modificación de entornos obeso génicos, la regulación del consumo de alimentos ultra procesados y el acceso a información precisa, entendible y verdadera para todos los consumidores.

El CNCPS tiene un rol fundamental y permanente en la agenda del Plan Argentina contra el Hambre. Esta política transversal e integral que tiene como primer objetivo garantizar la seguridad alimentaria a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Para colaborar con ese objetivo hemos lanzado el Plan Nacional Accionar, que posee un abordaje multidimensional de la problemática del hambre y la malnutrición. El Plan cuenta con el Mapa Accionar que permite integrar información aportada por los diferentes Ministerios Nacionales, para detectar el impacto e intervenir en la coordinación de políticas sociales en el territorio y detectar su impacto.

Como miembro del Gabinete Nacional y Presidenta del CNCPS, celebramos la discusión legislativa sobre el derecho a la alimentación sana, segura y soberna íntimamente vinculado con el derecho a la información que le permita al consumidor la toma de una mejor decisión sobre su consumo.

En ese sentido, hemos participado junto con los Ministerios de Desarrollo Social, de Salud, de Educación, de Agricultura, Ganadería y Pesca, en la coordinación de cursos de formación virtual dirigidos a docentes de escuelas primarias públicas de todo el país. La temática sobre la Malnutrición, la alimentación saludable y huertas comunitaria.

El acceso a la alimentación segura y saludable, el fomento de la producción familiar y comunitaria de alimentos y la interpretación del agua como alimento esencial, es el andamiaje de todos los Planes y Programas que se están desarrollando en este Consejo.

Creemos que el futuro de nuestros niños y niñas, es hoy. Quienes son los más afectados por la malnutrición. De allí mi compromiso personal, y de todo este organismo, en la agenda de la Primera Infancia junto a Presidencia de la Nación.

Poner a la Argentina de pie requiere restablecer prioridades para promover las políticas sociales que permitan el desarrollo de las personas y de un cambio en la matriz de alimentación que sea sana, segura y sostenible. Ser parte del equipo nacional es una gran responsabilidad y mi compromiso es conducir al Consejo al territorio.

Porque para transformar el mundo, nadie puede quedar atrás.

Victoria Tolosa Paz

Presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales