Biodiversidad


Ecosistema

El Parque Nacional Iguazú conserva una muestra de la ecorregión de la Selva Paranaense, también denominada Bosque Atlántico del Alto Paraná, que es la de mayor biodiversidad del país.

Clima

El clima es tropical serrano con estación seca. Las temperaturas medias van de los 24ºC en verano a los 14ºC en invierno. Las precipitaciones son de 1800 mm anuales, concentrados en la estación de verano.

Temporada más propicia para visitar el Parque: todo el año.

Flora

Su exuberante selva abunda en lianas, epífitas y helechos. En diversos sitios presenta diferentes tipos de composiciones, con predominancia de determinadas especies, como el bosque de palmito y palo rosa -árbol gigante de la selva con cerca de 40 metros de altura- o el de laurel y guatambú.

Además, la selva de ribera se encuentra en los márgenes de cuerpos de agua. De esta manera, los distintos estratos de la selva ofrecen una gran diversidad de opciones a la variadísima fauna que habita este Parque.

Fauna

Monos caí, coatíes, ardillas serelepes, tucanes, variedad de coloridos fruteros, ruidosas urracas y hasta algún margay pueden observarnos desde lo alto o a media altura, en sus árboles.

En el suelo podemos descubrir agutíes, cuises, corzuelas, zorros de monte, lagartos overos y, por sus huellas, es posible adivinar la presencia del yaguareté.

En el agua algún yacaré, el aninga o biguá cuello de víbora y tortugas de agua junto a numerosos peces, son presencias habituales. Desde el cielo, jotes y enjambres de vencejos de cascada (este último emblemático del área protegida) son infaltables actores de un concierto alado por demás llamativo.

La mención de especies sería interminable. Basta con pensar que solamente para el caso de las aves se detectaron en el parque 450 especies.

Conocé más información técnica en el Sistema de Información de Biodiversidad