Faros de conservación


En el marco de la reactivación impulsada por Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación del Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná (PIECAS), un acuerdo interjurisdiccional rubricado entre las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe, junto con el Estado nacional, y que se encontraba, desde hace algunos años, virtualmente paralizado, se logró recuperar un punto de encuentro entre las diferentes jurisdicciones responsables de la gestión de este ecosistema.

Los Faros de Conservación son una respuesta política integral al problema ambiental del delta. Esta propuesta consiste en establecer nodos de una red de áreas protegidas en diferentes puntos del delta, para fortalecer la presencia institucional y operativa en el territorio, e irradiar protección sobre el humedal.

Esta red, permite, a través de la asignación de recursos, equipos de monitoreo ambiental y de comunicación, y presencia permanente de guardaparques y brigadistas de la Administración de Parques Nacionales, desplegar un plan de detección temprana, prevención y disuasión de incendios que posibilite, mediante el patrullaje aéreo, terrestre y fluvial, detectar, informar y combatir focos. Esta propuesta habilita, a su vez, una instancia concreta para la elaboración de una estrategia estatal conjunta entre las tres provincias y el gobierno nacional, de modo de trabajar, de forma articulada, sobre los cambios introducidos por el sector privado en este territorio de alta sensibilidad para la zona más densamente poblada del país.

La red ya cuenta con 4 nodos: