1. Conocé tu proyecto

Conocé el alcance, evolución y escala del proyecto, las capacidades de tu equipo y las necesidades de los usuarios(as).

Ventajas

Los proyectos que contemplen todo el ciclo de vida son los que experimentan un mayor grado de adopción, ya que suelen satisfacer las necesidades de los usuarios(as) o ciudadanos(as) con mayor precisión, son más eficientes, sustentables y hacen un uso óptimo de los recursos públicos.

Lineamientos y mejores prácticas

  • Definí el objetivo del proyecto (qué necesidad se resuelve), identificando a los usuarios(as), partes involucradas y sus necesidades.
  • Identificá qué aspecto(s) claves se resuelve(n) o atiende(n) con este proyecto.
  • Validá la existencia de un proyecto similar en la APN que se pueda reutilizar.
  • Identificá el ciclo de vida del proyecto (en meses o años). Considerá y organizá el proyecto por etapas. Para las etapas que no sean parte del alcance actual, se debe indicar al menos cuál es su objetivo y duración estimada.
  • Determiná qué equipo de trabajo necesitás para tu proyecto y si contás con el mismo en tu organismo, cumpliendo con los objetivos de equidad de género.
  • Justificá el dimensionamiento de tu proyecto basado en datos concretos de la implementación de la solución en tu organización.
  • Estimá el costo total del proyecto. En caso de que se ejecute sólo una etapa, estimá el correspondiente a la etapa a ejecutar.
  • Considerá en la implementación del proyecto, el ciclo presupuestario y la disponibilidad de partidas de tu organismo o de quien financie el mismo.
  • Incorporá al proyecto mecanismos de monitoreo con indicadores que reflejen resultados "medibles" del avance de la implementación, del desempeño de la operación del mismo y del nivel de satisfacción del servicio con el usuario.
  • Prevé la documentación del proyecto para facilitar su mantenimiento, seguimiento y reutilización.
  • Indicá un(a) referente del proyecto que sea punto focal para todas las interacciones dentro y fuera del organismo.

Otras recomendaciones

  • Usá estrategias con metodologías ágiles para crear prototipos y validar ideas.
  • Compartí tu problemática y soluciones en reuniones y foros digitales.
  • Consultá tus dudas con aquellos(as) que tienen experiencia en proyectos o desarrollos similares.
  • Consulta con la ONTI por otras experiencias similares realizadas en la APN.
  • Contemplá pautas para el diálogo con el cliente, los usuarios y actores involucrados en el proceso de desarrollo considerando un espacio de trabajo.
  • Interactúa frecuentemente con tus usuarios y obtené devoluciones tempranas del avance en la implementación de los proyectos que permitan realizar correcciones oportunas.
  • Realizá pruebas regulares de los productos digitales con los usuarios potenciales asegurando que los mismos cumplen con los requerimientos relevados y no se apartan de los objetivos buscados.
  • Administrá la deuda técnica durante todo el ciclo de vida del producto.
  • Garantiza que el lenguaje y el contenido de tus proyectos TIC financiados por el estado sean de género inclusivo.

Recursos