Una Constitución fácil de entender


Una nueva versión de la Constitución Nacional, redactada con el fin de promover el acceso a la información y la comprensión de textos, se presentó en la sede de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales (FCJS) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

El Programa de Capacitación y Texto: Constitución argentina en lectura fácil desarrollado por el Senado nacional y el Ministerio de Justicia y Derechos Humano, tuvo su primera exposición pública en el evento organizado en el marco del 25º aniversario de la Reforma Constitucional.

La Constitución Nacional en Lectura Fácil de Ediciones SAIJ (Sistema Argentino de Información Jurídica) es una nueva versión del texto de la Carta Magna que promueve el acceso a la información y la comprensión de textos, que no pretende ser un instrumento jurídico sino una herramienta que acerque la ley fundamental a personas que de otro modo no podrían hacerlo.

En ese sentido el secretario Parlamentario del Senado de la Nación, Juan Pedro Tunessi, sostuvo que esta iniciativa significa “empoderar a la sociedad en sus derechos" y que "hacer más accesible nuestra Constitución Nacional es una tarea en la que estamos comprometidos para mejorar la calidad del texto de la ley y también su difusión adecuada”.

Por su parte la directora nacional del Sistema Argentino de Información Jurídica del Ministerio de Justicia (SAIJ), Silvia Iacopetti, explicó que en el proceso de gestación del nuevo texto y en el trabajo encarado en torno a la accesibilidad a los textos legales y jurídicos, "utilizamos herramientas como la ventanilla única de búsqueda de información disponible en Justicia en lenguaje claro y publicaciones en distintos formatos que utilizan pautas para lograr mayor accesibilidad a las leyes".

La funcionaria inscribió en ese marco la elaboración de la Constitución argentina en lectura fácil, y destacó los procesos de validación realizados con lectores activos para lograr la certificación de lectura fácil por parte de organismos internacionales.

En otro orden, Tunessi subrayó que "para mejorar el apego social a la ley, el respeto y mayor conocimiento de la ley, y para que la sociedad se involucre en el proceso de formación de la ley de un modo más comprometido, estamos integrando una red nacional de lenguaje claro con organismos públicos, judiciales y universidades de todo el país".

Democratización de derechos

El director de Relaciones con la Comunidad Académica y la Sociedad Civil del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Martín Böhmer, indicó por su parte que la nueva versión constitucional “es una herramienta para la inclusión, integrada por textos cortos, ilustraciones, con colores muy planos y anillado para que sea fácilmente manipulable y esté al alcance de todos”.

La Lectura Fácil es una técnica de redacción, adaptación y diseño de textos, destinada a personas con discapacidad cognitiva o dificultades en la lectocomprensión. También puede ser útil para personas extranjeras que no comprenden el español, niños y niñas que empiezan a leer y personas adultas mayores. Además, está enmarcado en el cumplimiento de normas internacionales, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención sobre los Derechos de Personas con Discapacidad y la ley de acceso a la información.

Se trata de un material fundamental en términos de accesibilidad, para que todos puedan conocer y entender el derecho que regula su vida en sociedad.

Böhmer sostuvo que “la totalidad de la Constitución ha sido adaptada. Además, incluye una introducción general con el objetivo de centrar a los lectores en el contenido de cómo funciona nuestra democracia institucional”.

Alcance

El funcionario de la cartera que conduce Germán Garavano explicó que “nuestra ambición es que profesores, profesoras, alumnos o alumnas de todas las facultades puedan salir a la sociedad civil a dar clases, a contar a nuestros conciudadanos cómo funciona nuestra constitución". Y agregó: "Uno aprende mucho cuando enseña, y ese es el eje fundamental de este programa”.

En ese sentido se anunció que tanto la UNL como la FCJS y el Museo de la Constitución de la Ciudad de Santa Fe, van a disponer de ejemplares para su distribución y circulación entre la sociedad.

En el acto de presentación estuvieron además el vicedecano de la FCJS, Gonzalo Sozzo, y el director General de Programas de Investigación y Capacitación del Senado, Fernando Bernabé Rocca.

También estuvieron la decana de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán, Adela Seguí; Gustavo Vittori, miembro del Museo de la Constitución; el exdecano de la FCJS, José Manuel Benvenutti; autoridades municipales, universitarias, del Banco Credicoop, docentes y estudiantes.