Tomada expuso en la Reunión Conjunta del G20 entre ministros de trabajo y economía en Turquía

Disertó sobre sobre “Crecimiento y Empleo” y “Desigualdades” ante el presidente del Banco Mundial, la directora gerente del FMI, el director general de la OIT y sus pares de Trabajo y Economía de los países del G20.


En la reunión conjunta entre Ministros de Trabajo y Economía del G20, Carlos Tomada advirtió sobre las consecuencias de la desigualdad y señaló que “atenta contra nuestras economías reales, el bienestar de nuestros trabajadores, y la estabilidad misma de nuestras democracias”. El Ministro recordó que ante la peor crisis argentina de los años 2001/2002 la recuperación se basó en “el rol proactivo del Estado y haber colocado como ejes centrales al trabajo decente y la inclusión social”. Además celebró que la Argentina haya introducido en la agenda del G20 el tema de la desigualdad.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, junto con el secretario de Finanzas de la cartera de Economía, Pablo López, participó en la reunión conjunta del G20 entre Ministros de Trabajo y Finanzas de los países miembro, que tiene lugar en la ciudad de Ankara, Turquía.

Tomada expuso sobre los temas propuestos por el país anfitrión: “Crecimiento y Empleo” y “Desigualdades”, ante el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim; la directora Gerente del FMI, Christine Lagarde; el director General de la OIT, Guy Ryder; y sus pares de Trabajo y Economía de los países del G20.

“Sólo la consistencia y articulación de políticas macroeconómicas, financieras y comerciales con las laborales y sociales es lo que permite crecimiento inclusivo”, comenzó su intervención Tomada, quien celebró que la Argentina haya introducido en la agenda del G20 el tema de la desigualdad, lo que fue reconocido por varios países.

En ese sentido, advirtió que “la desigualdad atenta contra nuestras economías reales, el bienestar de nuestros trabajadores, y la estabilidad misma de nuestras democracias”, y convocó a “repensar el papel que tiene el empleo y la distribución de los ingresos en la economía del futuro”.

Por su parte, Pablo López hizo un informe sobre la situación económica argentina y las transformaciones logradas a partir de la implementación de políticas de crecimiento con inclusión. El Ministro explicó que el impacto negativo de la desigualdad se da a través de diversos mecanismos como la caída del consumo de las familias, el impacto directo que esta debilidad tiene en la inversión, y la disminución de los ingresos por impuestos que limita la capacidad del Estado para llevar adelante sus políticas.

“El crecimiento económico no necesariamente conlleva a mejoras distributivas”, señaló el titular de la cartera laboral, y agregó que “el objetivo de crecimiento debe ir acompañado por la evolución de la distribución del ingreso”.

“La Argentina atravesó en los años 2001/2002 la peor crisis de su historia”, recordó, y explicó que “a partir de 2003 la reconstrucción se basó en la recuperación del rol proactivo del Estado, colocando como eje central de todas las políticas el trabajo decente y la inclusión social”.

Finalmente, afirmó que “mientras exista desigualdad no habrá paz social en el mundo”, e instó a “abordar este desafío en forma coordinada, no sólo en la esfera económica y social, sino en especial entre nuestros países”.